Un Mestalla lleno es sinónimo de victoria (II)

El objetivo de todos los valencianistas, y de sus gestores primero, ha de ser ver un Mestalla lleno en cada partido y que lleve a sus jugadores en volandas hacia cotas deportivas más altas y de mayor exigencia. Aquí aportamos algunas ideas para intentar lograrlo.

0

Como comentábamos en artículos anteriores, la mente de los actuales rectores de la nave valencianista ha de estar puesta en conseguir volver a ver un Mestalla lleno cada domingo en liga y cada miércoles en Champions.

Teniendo en cuenta los posibles horarios, (19h entre semana), la configuración social de parte de la afición blanquinegra y los horarios comerciales que imperan en nuestro país, podríamos deducir que la próxima temporada el aficionado medio que podrá acudir a la máxima competición continental tendrá un rejuvenecimiento sustancial con respecto a los que, con un mejor horario y en jornada de sábado o domingo, acuden semanal y puntualmente a su cita con el viejo coliseo de la Avda de Suecia.

Obviamente, no es este público el de mayor poder adquisitivo posible y su dependencia del ámbito familiar es grande y evidente. Sin desechar a otro público de diferente espectro y buscando aumentar y rejuvenecer la sufrida feligresía che, instamos al club a mirar al futuro, a evitar el corto plazo imperante, a reconquistar terreno perdido con la ayuda del buen momento deportivo. Acerquen el club a la gente, rebosen de valencianismo cada una de sus decisiones. El niño de hoy es el padre de mañana, cada adolescente es una semilla para la huerta valencianista del mañana.

No gestionamos ningún club de fútbol, no regimos ninguna empresa deportiva ni sabemos de deudas ni de bancos pero en muchos de nuestros asientos de Mestalla hay una placa en honor a nuestros más de 25 años de fidelidad y lealtad a unos colores, por encima de buenos y malos momentos, de buenas y malas gestiones, aplaudiendo a buenos y malos jugadores solo por el hecho de ser los nuestros.

Si se nos permite, podemos proponer algunas medidas con las que favorecer la entrada a Mestalla de más gente sin que ello repercuta, a largo plazo, en una mengua de los ingresos, ingresos que parecen ser de mayor preocupación a 12.000 km de distancia que a orillas del Turia. Está por ver de donde emanan las decisiones en la política de precios respecto a los abonos y a las entradas para la Champions. Confiemos en que esa dicotomía no vuelva a ser la excusa para que el Club de nuestros amores le de la espalda a su afición.

Foto destacada vía: deportevalenciano.com

@VicentSarrion

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies