Cinco razones que apoyan el cese de Baraja

Si estuviésemos ante un juicio, esto estaría ya visto para sentencia. En este caso, todas las pruebas apuntan a que el reo debería ser declarado culpable. Y cuanto antes, mejor.

0

El tiempo de Rubén Baraja en el Sporting debería llegar ya a su fin. Para desgracia de algunos, y alivio de muchos, la tendencia que se aprecia es la de un fin de ciclo. Y, la verdad, motivos para su cese ha dado muchos. La afición rojiblanca dictó sentencia el pasado lunes en el Wanda Metropolitano y falta que su Señoría Miguel Torrecilla dé la orden. Y la urgencia apremia, antes de seguir un camino que termine helando a la afición y apagando la poca llama de ilusión que queda en El Molinón.

Muchos han sido los errores que ha cometido el técnico vallisoletano. Y, por tanto, muchos los motivos para que el buque vire su rumbo y que no nos lleve la marea, que tan peligrosa es en la costa de Mareo. Pero bien es cierto que no es el único culpable. El director deportivo tiene su parte en la historia, y el cese del Pipo, supondría plasmar de nuevo un fracaso en un proyecto recién comenzado, como el año pasado. En el caso de Baraja, podríamos remarcar:

  • Nula idea de juego.
    • El equipo carece de un plan trazado de juego. No se basa en una posesión larga, ni en una salida fulgurante a la contra, ni en atacar las bandas… Se deja todo al bienvenido libre albedrío. O lo que es lo mismo, a un destello de calidad de los jugadores llamados a ser referentes como son Lod, Sousa, Álvaro…
  • Inexistencia de un plan B.
    • No hay soluciones. Cuando un partido no sale de mano como el técnico lo “plantea”, no hay cambio de idea. Baraja ha demostrado su nula capacidad de respuesta ante los problemas, y eso en La Liga 1|2|3, dónde cualquier equipo te puede hacer un gol, es insalvable.
  • Falta de trabajo defensivo.
    • El equipo atrás es de lo más inseguro. En estático es salvable dado que Babin, Peybernes o Álex Pérez han demostrado capacidad de ser zagueros muy solventes en la categoría. Pero las pérdidas en cualquier parte del terreno de juego crean una ocasión del gol del rival. Ya se vivió en la temporada pasada y se vio este lunes en Madrid. Balón perdido –> ocasión clara del rival. Eso se tiene que trabajar, los nombres no te dan unos movimientos de basculación, ayuda y recuperación de balones.
  • Extraños casos en el vestuario.
    • Todo es reseñable. Y desde la llegada de Baraja, en el vestuario hay cosas que alcanzan el grado de clamorosas. Lesiones de meses sin explicación. Jugadores que pasan de ser referentes en pretemporada a la grada durante toda la liga. La gestión del vestuario parece no ser un fuerte del técnico vallisoletano, pese a que la idea desde la pretemporada era crear un grupo cohesionado.
  • Caótica planificación de plantilla.
    • Bien es cierto que la culpa es compartida entre el director deportivo y el técnico. Pero hay casos que apuntan al vallisoletano. Por ejemplo, la contratación de Noblejas al final del mercado del pasado verano por, una no entendida por la afición falta de confianza, en la cantera. Un jugador que llevaba un año casi parado; que llegaba sin pretemporada y con un pasado común al propio Pipo. Actualmente no ha entrado en ninguna convocatoria, y como el general Armada en el 23-F, ni está, ni se le espera. Además, el fichaje de Blackman que ha venido con la condición de ser punta cuando toda su carrera ha sido un jugador de banda, o que el único recambio a Uros Djurdjevic sea Neftali Manzambi. Que actualmente no va ni convocado. Esto denota una horrible planificación.

Los motivos están dados. El jurado ha emitido su veredicto. Sólo falta que el juez de la orden y el proceso siga adelante. El reo debe ser deportado de sus actuales aposentos antes de que llegue el crudo invierno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies