Pierde y aprende, la Roja y las Matildas aprenden lecciones

Después de la sorpresiva derrota de las Matildas frente a la Roja de Chile, ambos equipos se veían las caras de nuevo. Con un resultado totalmente diferente, repasamos qué hicieron bien las Matildas para cambiar un resultado tan adverso y lo que La Roja hizo mal para que el resultado cambiara tan drásticamente.

0

Después de la sorpresiva derrota de las Matildas frente a la Roja de Chile, ambos equipos se veían las caras de nuevo.

Con un resultado totalmente diferente, repasamos qué hicieron bien las Matildas para cambiar un resultado tan adverso y lo que La Roja hizo mal para que el resultado cambiara tan drásticamente.

 

El Primer tiempo

Con una defensa prolija y concentrada, la Roja pudo contrarrestar los embates australianos. Por el lado de las Matildas, Ellie Carpenter, Chloe Logarzo, Emily Van Egmond y Caitlin Foord fueron las más atentas en el ataque, generando peligro. Sin embargo, no supieron capitalizar sus chances de gol.

Chile se animó a atacar en algunos tramos del partido pero siempre sin éxito, aunque sí estuvo cerca de abrir el marcador. Ellie Carpenter subió a ayudar con el ataque pero lograron neutralizarla bien. Fue un frustrante primer tiempo para las Matildas, principalmente, que hubieron podido descontar pero no pudieron

 

El segundo tiempo

El 5-0 de las Matildas se debió a un buen juego en equipo, a una Caitlin Foord letal, a una presión constante y bien arriba que no dejó a Chile desplegar su juego. Pero también se debió a una serie de errores de parte de las visitantes.

Error número 1

Luego de que La Roja vio que podía, se animó a subir sus líneas y mandar a casi todo su equipo al campo contrario. Pero las Matildas son demasiado rápidas en la transición, y una pelota recuperada en su campo y el posterior pase largo de Van Egmond a Foord, quien absorbió la marca de las tres defensoras, hizo que Kerr entrara sola por derecha. Endler salió a achicar pero Sam definió por encima de ella y rompió la paridad.

Error número 2

No cuidarse las espaldas. Foord, otra vez, fue la protagonista de la jugada. Salió con pelota dominada por derecha y eludió a tres rivales hasta encontrar a Tamekah Butt. Tamekah fue por el centro y abrió para Logarzo quien luego de un toque con Van Egmond, envió el centro rasante al área. Dos matildas se encontraban allí, en el borde del área chica, en medio de siete defensoras pero ninguna vio a Foord que venía por izquierda, sola, para definir. Su remate no fue fácil, con ángulo cerrado la clavó en el techo del arco. Golazo y 2-0 en dos minutos.

Error número 3

Un error garrafal para nada típico de la buena de Endler. Luego de haber aguantado los embates de las Matildas, la presión finalmente había bajado un poco. Un pase hacia atrás de la defensora a su guardameta y la mala recepción de la pelota cuando Foord revoloteaba por el área, fueron la fórmula del tercer gol. La siempre atenta Foord tomó esa pelota, aguantó la marca de la defensora que tenía encima, y definió por encima de Endler para decretar el 3-0 en 68′.

Error número 4

No ganar el medio campo. Un saque de Mackenzie Arnorld que fue a parar a los pies de Logarzo, a pesar de haber estado rodeada de dos rivales, y su pase largo y filtrado a la recién ingresada Emily Gielnik fue todo lo necesario para marcar el cuarto gol. Gielnik no tuvo que pisar el área. Un solo toque fue todo lo que necesitó para definir bien esquinado, lejos del palo donde Endler se encontraba.

El quinto gol fue algo parecido al segundo. Caitlin Foord otra vez se encontraba sola por el segundo palo con toda la defensa chilena mirando la pelota. Carpenter, le pasó por la espalda a Gielnik, quien la vio y le dio la pelota. La joven matilda penetró el área y encontró a Foord sola y muy cómoda para definir y poner el quinto gol para Australia (¿habrá sido una conexión made in Portland Thorns?). Hat trick para Foord. Pero también es notable la versatilidad de Ellie Carpenter: jugando por derecha e izquierda, desde la defensa hasta la delantera… ya es una titular indiscutible para este equipo lleno de estrellas.

Aprender mientras haya tiempo

Si algo nos recordó esta serie de partidos entre las Matildas y la Roja es que en el fútbol siempre hay sorpresas. Nadie hubiera esperado que Australia, con su gran equipo, perdiera contra Chile (número 39 en el ranking FIFA), pero sí hemos podido observar un pequeño declive en sus resultados comparados con el año pasado.

Un empate contra Inglaterra, una derrota contra Francia y otra contra Japón han sido algunos de sus últimos resultados. Era vital que no perdieran de nuevo para seguir manteniendo el ranking. Recordemos que Australia es el 6to del mundo y que en su actual posición pueden ser cabezas de serie para el mundial.

Cabezas de serie o no, las Matildas no deberán confiarse en el mundial y lo sucedido contra Chile les servirá de recordatorio de esto.

Por el lado de Chile, partidos como estos son una muestra de lo que vivirán en Francia 2019 y lo intensa que debe ser su preparación. Pero también la victoria sobre las Matildas le servirá para recordarse que pueden hacerle partido a las súper potencias y que tienen que confiar en su juego.

Los equipos sudamericanos está muy atrasados con lo que respecta a calidad y físico si los comparamos con su contra parte europea, norteamericana u oceánica. Aún así, nunca hay que descartarlos.

 

Sigue toda la actualidad del fútbol femenino en la cuenta de Twitter de Grada 3

@melinae07

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies