El mejor Sporting desde los “guajes”

Por primera vez desde la infamia que fue deshacer por completo aquel "Sporting de los guajes", la plantilla y cuerpo técnico del Real Sporting de Gijón consigue transmitir algo que da ilusiones a su afición.

0

El domingo en Elche el Sporting realizó de nuevo un gran partido. Además esta vez desde el pitido inicial hasta el final del encuentro. Cierto es que alternó fases muy buenas con otras más planas, sin embargo en ningún momento dio la sensación de ser ya no inferior a su rival, si no estar a su par.

Jose Alberto López a conseguido darle carácter ha esta plantilla en muy poco tiempo

Los mejores momentos del Elche (que los tuvo) no consiguieron avasallar al cuadro rojiblanco, que seguía transmitiendo ser mejor que su rival. Un penalti inexistente no puede hacer parecer que el Sporting tuvo suerte de no salir derrotado. El Sporting defendió mejor, combinó bien y atacó excepcionalmente bien. Se crearon muchas ocasiones de gol de todos los tipos y solo el poco acierto de los puntas y la soberbia actuación de Francis Uzoho impidieron la victoria asturiana.

Durante esta semana el nuevo entrenador ha sido capaz de ir añadiendo más partes de su idea de fútbol y de darle argumentos. Se ha podido apreciar más facilidad para llevar el balón a tres cuartos, aunque en esa zona el campo se ha pecado de demasiada verticalidad. Desde luego que son fallos entendibles. Porque se puede decir que el Sporting está de pretemporada, pero jugándose los tres puntos cada semana. Sin embargo todos los análisis tácticos deben quedar un poco de lado ante el hito más importante; el carácter.

Corazón, sentimiento y valentía

Olvidado ya el plus que supone un nuevo míster y las energías extra que esto aporta se puede apreciar algo absolutamente decisivo. Jose Alberto López ha conseguido darle carácter ha esta plantilla en muy poco tiempo. Todos parecen haber asimilado perfectamente la idea de que hay que salir a ganar sin especular, algo que no se veía hace tiempo en el Sporting. El último que intentó algo parecido fue Joan Francesc Ferrer “Rubi”, pero la plantilla no estaba al nivel mínimo para competir de manera real en Primera División.

Abelardo no era un entrenador especialmente proactivo en cuanto a fútbol de ataque; y la identificación de la grada con su equipo no era únicamente por su fútbol. Por lo que para recordar de manera nítida una salida similar a la vista en Elche tenemos que irnos más atrás, pero mucho más atrás. Hasta el Sporting que entrenaba nuestro admirado Manolo Preciado.

Sí, el domingo estaba ilusionado y orgulloso con la actuación del Sporting en los primeros quince minutos. Un equipo vertical, intenso, atrevido, decidido… Se salió en tromba a ganar y a demostrar que somos mejores que cualquiera. Desde que, por desgracia, nos dejó Manolo no sentía nada similar al comienzo de un partido.

El sportinguismo necesita no sólo mejor fútbol si no también mas corazón. Más identificación. Más sentimiento. Y por ahora, como decía otro Jose, de Espronceda en este caso, el Sporting va viento en popa a toda vela y no corta el mar, sino vuela. Gracias por lograrlo Jose.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies