El Barómetro Rojiblanco: Ep. 2 (Sporting-Deportivo)

En este segundo capítulo contaremos con Toño Suárez, Joaquín Rodríguez, Lorenzo Castro y Javier Melero

0

Vuelve una jornada más: El Barómetro Rojiblanco. Una jornada más contaremos con cuatro representantes del mundo de los medios de comunicación, redes sociales, activismo futbolístico, peñistas o simples aficionados con alguna particularidad especial como estar a muchos kilómetros de su «Xixón del alma» que nos darán su opìnión sobre como han visto al equipo cada jornada.

Esta jornada, en el barómetro toca hablar del doloroso empate en el último suspiro en El Molinón. En este segundo episodio serán Toño Suárez, Joaquín Rodríguez, Lorenzo Castro y Javier Melero, quiénes den su visión del encuentro del domingo noche.

Toño Suárez (Un rebelde en la Radio del Principado de Asturias)

Un gol tempranero no siempre es una buena noticia. El soberbio gol de Djurdjevic en el minuto cinco del partido trastocó los planes de los locales e hizo que el Deportivo tomara los mandos del partido y de la posesión del balón hasta el pitido final. Bien es cierto que los blanquiazules apenas supieron qué hacer con el esférico, pero sometieron a un acoso constante a un Sporting que dio un paso atrás, confiando la suerte del partido en una defensa férrea, en un equipo solidario en el esfuerzo y con Diego Mariño omnipotente por si todo lo anterior fallaba, colapsaba. Un plan arriesgado que rompió aguas en el tiempo descuento, con un penalti infantil. El cuadro rojiblanco especuló y lo pagó caro. Otra lección recibida y, esperemos, asimilada para el futuro.

Joaquín Rodríguez (Presidente – Peña sportinguista Sentimiento Rojiblanco)

Comenzó el Sporting con una clara novedad de jugar con dos puntas. Algo que pareció gustar a todo el mundo. Más cuando pronto se hizo gol, pero al equipo pareció no sentarle bien. Continuas pérdidas de balón absurdas, tanto en el centro del campo como cerca de nuestro propio área. Regalos, innumerables, que el Dépor desaprovechó. En el segundo tiempo esto parece cambiar y al equipo se le ve más cómodo, pero dejando el partido vivo, sin sentenciarlo, y dando un paso atrás. No se aprovechó que el Dépor partió al equipo en dos buscando un milagro que llegaría en el descuento. Un domingo con final muy cruel y un planteamiento de juego que dista mucho de lo prometido por un José Alberto López que pierde adeptos partido a partido y que no encuentra un estilo. Algo muy preocupante. Toca seguir remando.

Lorenzo Castro (Radio Sporting)

El Sporting no es, de momento, un equipo que cree es sus posibilidades. Intenta manejar varios registros en un mismo partido: presión alta, recuperación tras pérdida, salidas rápidas, tocando desde atrás… Pero solo algunas de ellas salen. En la parcela ofensiva solo Djuka disparó a puerta porque desde el gol se encontró confiado, pero latigazos sueltos y nunca jugadas. Atrás el equipo resuelve casi siempre bien, pero tiembla en los descuentos, recula y un nueve error cuesta dos puntos ante un Dépor anárquico cuyo plan fue el de siempre de Anquela desde que se le conoce en el fútbol: descolgar a gente sin ton ni son esperando el milagro que este vez le salió. En definitiva, hay que ser valientes, que no arriesgados, jugar con los mayores y no ir de benjamines, creer en el juego y no someterse a él y sobre todo, olvidarse de que con esfuerzo está todo hecho. Trabajo siempre, pero juguemos el fútbol que hay mimbres para ello.

Javier Melero (Rincón Sportinguista)

La idea de inicio por parte del míster rojiblanco fue la más idónea. Juntar a Djuka con Álvaro y dar libertad cerca de la zona de peligro a Manu García es un acierto. Pero José Alberto tiene perfil conservador, prefiere controlar y tocar antes de dar velocidad y locura a los partidos. El problema no fue marcar tan pronto, más bien lo fue retrasar bastante las líneas y preocuparse en no encajar. El equipo estuvo bien, salvo el único fallo defensivo que provocó el empate del Deportivo, porque la idea del entrenador es ésta. Quizás el problema radica en conocer antes la idea futbolística del entrenador y no pedir basándose sólo en los resultados cosechados con el filial, ya que en Gijón históricamente gusta otro tipo de fútbol más vertical y rápido. Eso sí, paciencia que estamos a mitad de septiembre, no tengo duda que el equipo estará peleando para meterse arriba… y con José Alberto al mando.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies