Raro y fortuito empate entre Roma y Borussia M’Gladbach

El equipo de Fonseca sigue sin ganar y solo pudo conseguir un polémico empate ante un Gladbach irregular en intensidad. El arbitro, William Collum, rescato al equipo alemán al pitar un penal (que no fue) en el último minuto de juego y pone muy abierto el grupo J de la Europa League.

0
Roma 1 1 Borussia M’Gladbach

 

El himno de la UEFA Europa League no cambió la dinámica de la Roma. En un extraño partido, tanto el equipo italiano como el Borussia Mönchengladbach tuvieron cierta fortuna para terminar iguales (1-1). La «Loba», mermada por múltiples lesiones en su plantilla, se encontró de manera inesperada con un gol de Zaniolo cuando peor lo pasaba. Por su parte, el Gladbach, irregular en su presentación, vio como William Collum, el arbitro, pitó un penal inexistente que mantiene vivo el grupo J. 

La multitud presente en el Olímpico de Roma no esperaba ver el show que dieron esta noche Roma y Borussia M’Gladbach. Intenso por momentos, flojo por otros y totalmente inexplicable a final de cuentas. Menos raro resulto la alineación planteada por Paulo Fonseca, que no varió su 4-2-3-1 clásico y en el que solo introdujo a Mancini en el doble pivote ante la falta de mediocampistas. Con todo el equipo titular, no había de otra, la Roma salió de inmediato a meter a su rival en su propio campo, pero el líder de la Bundesliga no es cualquier rival. Tras un disparo que Elvedi bloqueó a Kluivert cuando este ya veía su remate dentro del arco de Sommer, el Gladbach reaccionó.

Como si fueran unas flechas, Neuhaus, Thuram, Herrmann y Embolo empezaron a cambiar el ritmo del choque de manera brusca. Las rápidas transiciones, la presión alta y su constante movimiento entre líneas pudieron con un equipo italiano perdido por el brusco cambio de juego que se había instalado en el campo. De esta manera, dos zancadas de Herrmann casi silencian el Olímpico. Primero con un centro al que Bensebaini (interesante jugador argelino) llego por sorpresa y luego generando una falta que el ex del Rennes volvió a ganar, pero se topo con el palo largo de Pau López. Los «Potros» eran un rayo que la Roma no podía alcanzar y solo su falta de puntería evitó que inauguraran el marcador.

Todo era alemán, hasta que llegando a media hora de juego, de manera inviable los de Marco Rose bajaron el ritmo, animando a una «Loba» que aprovecho ese relajo. Solo dos minutos bastaron para que los «giallorossi» volvieran a dejar boquiabiertos a propios y extraños. Un gran pase de un errático Kluivert hacia Dzeko desviado por Sommer brillantemente, generó un tiro de esquina sacado por Veretout y Zaniolo desvió el balón dentro del arco. Casi sin nadie que incomode y con Sommer estático, así de sorprendente fue la manera como la Roma se vio por delante en el marcador. el Gladbach quedó tan confuso que se perdía en su propio juego, pero para su suerte, la Roma no se animaba a atacar. Así paso el tiempo hasta el descanso.

Al regresar al campo, El Borussia retomó el ímpetu con el que estaban sometiendo a los locales. Usando todo el campo para mover a su rival y con toques rápidos en los espacios generados, el Gladbach parecía que por fin iba a conseguir el empate. Pero no contaban con lo intrascendente de este choque cuando la Roma le bajo la tónica al juego que el equipo alemán estaba imponiendo. Tras eso, se inicio una lucha entre ambos en busca imponer su estilo, pero que por fricción o errores propios no se pudo. Sommer y Pau quedaron por buen tiempo como meros espectadores, mientras que en el medio se peleaban por mandar en el césped. No fue hasta el final, cuando Fonseca mando a su equipo a retroceder metros y buscar contraataques. Algo que despertó a porteros y asistentes.

De esta manera, el Borussia fue amo de la posesión, contrarrestada por el buen cierre de líneas rival. Mientras que, la Roma veía como las contras lideradas por Dzeko y Veretout eran desperdiciadas por Kluivert, Florenzi y Perotti. En el tiempo de descuento, la «Loba» ya se veía contenta por volver al triunfo cuando el William Collum pitó de manera confusa un penal inexistente. Un centro sacado por Bénes fue rematado por Elvedi, el balón fue bloqueado por Smalling con la cara, pero al parecer la rareza del choque infectó al arbitro escoses, que marco la pena máxima. No fallaría Stindl, el capitán del Borussia volvía de lesión, para rescatar un punto que deja con vida a su equipo en Europa. No sorprendió esta última acción a los presentes. Al fin y al cabo, la rareza y la fortuna protagonizaron el empate entre Roma y Gladbach.

Ficha técnica
Roma: Pau López; Spinazzola, Fazio, Smalling, Kolarov; Mancini, Veretout; Zaniolo (Antonucci, min 77), Pastore (Perotti, min 62), Kluivert (Florenzi, min 84); Dzeko.
Borussia Mönchengladbach: Sommer; Lainer, Jantschke, Elvedi, Bensebaini; Herrmann (Hofmann, min 62), Zakaria, Kramer (Bénes, min 76), Neuhaus; Thuram, Embolo (Stindl, min 77).
Goles: 1-0, min 32: Zaniolo. 1-1, min 93: Stindl
Árbitro: William Collum. Amonestó a Veretout (min 50), Kluivert (min 81), Antonucci (min 92) y Smalling (min 94) por la Roma y a Bensebaini (min 65) y Lainer (min 81) por el Borussia Mönchengladbach.
Incidencias: Partido correspondiente a la tercera fecha del grupo J de la Europa League disputado en el Olímpico de Roma, Roma, Italia.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies