Reducir, reciclar y reutilizar. El Valencia de Albert Celades

La regla de las tres R también la podemos aplicar al terreno deportivo y por consiguiente a nuestro malherido fútbol

0

Probablemente a muchos les parezca un eslogan más propio de campañas de sensibilización ecológica que de una web de información deportiva como lo es grada3.com. No les falta razón a quienes así piensan pero el mundo del deporte, y del fútbol más concretamente también cuida su entorno, sus ecosistemas, sus biotopos y sus biocenosis. 

Cambio de entrenador y aparición de lesiones

La plaga, por no llamarla pandemia, de lesiones que viene padeciendo el Valencia CF desde la llegada del técnico andorrano le ha llevado a acumular hasta 9 jugadores con problemas físicos al mismo tiempo. Todas las líneas se han visto afectadas pero no todas las posiciones están igual de bien cubiertas o son de la misma importancia para el juego del equipo y para el sistema del ex-seleccionador sub-21 español.

La defensa, la primera en caer

En defensa, Cristiano Piccini fue el primero en caer, si bien este percance es anterior a la llegada de Celades. Garay, Gayá y Diakhaby también se han perdido partidos por diferentes dolencias y el equipo no se resintió en exceso. La no coincidencia de las lesiones y el buen nivel de sus sustitutos propició que el nivel se mantuviera en los diferentes partidos que uno tras otro ha disputado el conjunto ché desde  principio de temporada.

La sala de máquinas pierde efectivos

Es en el centro del campo, en la sala de máquinas del equipo valencianista, donde más ha sufrido el once del técnico ex-culé. Kondogbia, Soler, Coquelin, Guedes, Cheryshev y Kang In Lee han causado baja de variada consideración a lo largo de la presente temporada.

Un ataque que funciona

En ataque es donde menos ha sufrido el cuadro de la Avda de Suecia. Gameiro y Rodrigo han caído lesionados y sancionados pero por poco tiempo y sin coincidir ambos. Maxi ha aprovechado su momento y ha conseguido afianzarse en el once titular. Sobrino y Manu Vallejo han aparecido para sumar cuando más falta hacía.

Nos sobran los motivos

Varias son las razones aducidas desde el entorno blanquinegro para tratar de explicar el porqué de todas estas lesiones. Cambio de preparación física, alimentación, el stress competitivo por unos malos resultados iniciales y la voluntad por salir de todo ello son alguno de los motivos que podrían ofrecer una explicación más allá de la mala suerte tan manida como poco real.

Los métodos de cada preparador físico dependen en gran medida del estilo de juego que quiera implantar el cuerpo técnico del que forman parte y no son sino el reflejo de un consenso dentro de dicho staff.El «profe» actual ha formado parte del staff de la selección española y su prestigio profesional y su valía está fuera de toda duda.

La alimentación, y en el caso de equipos de Marcelino más aún, es un elemento cada día más valorado en el alto rendimiento deportivo. Nada se deja al azar cuando de obtener el máximo rendimiento se trata. Un cuerpo acostumbrado a un tipo de alimentación con un gran contenido en fibra puede verse afectado cuando se cambian ciertas rutinas y en el caso que nos concierne, es más que probable que así haya sido. Archiconocida era la obsesión casi enfermiza del técnico asturiano por la dieta y la báscula aunque visto lo visto, razones no le faltaban para someter a los jugadores a ella.

Después del shock que supuso la salida del técnico asturiano, los malos inicios de principio de temporada tampoco favorecieron a la desaparición de las lesiones. Conocida y probada es la relación entre el stress que supone una mala racha y el aumento de las lesiones entre los jugadores del colectivo que las padece. Dicho problema psicológico afecta al plano físico en forma de aumento de problemas musculares.

Reducir, reciclar y reutilizar

Ante esta serie de problemas, la aplicación de la regla en el título citada es de obligado cumplimiento en la actual tesitura de los de Mestalla. Es obligación de cuerpo médico, preparadores físicos, fisioterapeutas y recuperadores conseguir reducir el número de lesiones deportivas  entre el plantel de Celades. Por contra, los otros dos apartados, reutilizar y reciclar es una cuestión puramente técnica, correspondiente por tanto al cuerpo técnico que comanda Albert Celades. El reciclaje de jugadores se ha visto patente en la posición de Diakhaby como mediocentro ante la ausencia de los dos titulares en dicha posición, la de Jaume Costa como lateral derecho cuando Piccini cayó y Wass hubo de ser reutilizado en otra posición. Jugadores como Manu Vallejo, Sobrino también han pasado por el ecoparc valencianista y han sido reciclados a posiciones para las que no fueron contratados. Es dicho reciclaje lo que ha llevado a la reutilización de dichos recursos que durante un tiempo permanecieron en el olvido y en el desuso hasta casi hacer pensar que no pertenecían a la nómina de jugadores valencianistas.

Foto destacada vía: Europapress.com

@VicentSarrion

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies