El Sevilla se desinfla

Tres encuentros sin ganar y distintos cambios en su once dejan ver cómo Lopetegui intenta reformar a su equipo en plena temporada, algo que no le está saliendo del todo bien.

0

No están siendo los mejores tiempos en el Sánchez-Pizjuán. El empate frente al Espanyol ha vuelto a dar una mala imagen del Sevilla de Lopetegui frente a los suyos y muchos empiezan a preguntarse si no se está viviendo la misma historia que la temporada pasada. Luchar con los más fuertes durante la mitad de la temporada y desinflarse en los primeros meses de año parece que empieza a ser la dinámica del equipo, y las miradas se posan sobre Lopetegui buscando respuestas o culpables.

Cambios importantes por el mercado

Suso, una de las pocas luces frente al Espanyol | Imagen: Sevilla FC

El once de Lopetegui no había tenido muchas variables esta temporada. Su once era más o menos definido y no solía introducir grandes cambios, sin distinguir a ningún rival de LaLiga. Con el mercado de invierno, algunos refuerzos han llegado y, con lo que parecía funcionar, ha decidido introducir algunos cambios importantes a los que el equipo debe acostumbrarse sobre la marcha.

El centro de la defensa vuelve a variar en cada partido y Diego Carlos no parece tener seguro quién va a ser su pareja de baile cada fin de semana; la llegada de Suso ha roto la pareja Ocampos-Navas y el argentino tiene que empezar a acostumbrarse a jugar a pie cambiado por el estilo del gaditano; y, por último, De Jong ha sido relegado al banquillo por un En-Nesyri que debería dar más goles pero que aún solo ha metido uno, el cual fue insuficiente frente al Celta de Vigo.

En definitiva, en Sevilla todo parece haber cambiado de la noche a la mañana y esos cambios no están sentándole muy bien al equipo de Lopetegui. Desde su eliminación de la Copa del Rey, el conjunto hispalense acumula ya cuatro encuentros sin ganar y la incertidumbre se apodera de una grada que pide más. Hace unos meses su equipo luchaba por hacerse con LaLiga y ahora está más pendiente de no ser echado de la Europa League.

Tras este empate frente a un Espanyol que venía con bajas muy sensibles en cada una de sus líneas, el Sevilla debe intentar renacer. El problema es que este fin de semana toca visitar uno de los bastiones más difíciles de LaLiga Santander, el Coliseum Alfonso Pérez. La prueba no será fácil y Lopetegui debe empezar a convencer frente a este duro rival si no quiere terminar por el mismo camino que siguió Pablo Machín la pasada temporada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies