Tete Morente: «Lo tenía casi hecho con el Rayo, pero apareció el Málaga…»

El jugador tenía casi cerrado su fichaje con el Rayo hasta que apareció el Málaga a última hora

0

José Antonio «Tete» Morente Oliva (La Línea de la Concepción, Cádiz, 4 de diciembre de 1996) se ha reencontrado en el Málaga con el fútbol. El gaditano llegó a La Rosaleda en el pasado mercado de invierno, en las últimas horas del mismo. En una entrevista al Diario AS reconoció que lo del Málaga se fraguó en un corto espacio de tiempo, que su salida del Lugo iba a ser rumbo al Rayo Vallecano.

El jugador vive su confinamiento con sus padres en su localidad natal a los pies del Peñón: «En Málaga habitualmente vivo solo, así que tras jugar el último partido, cuando LaLiga dijo que no se jugaría, el Málaga nos dijo que nos fuéramos todos para casa y volviésemos el martes. Pero desde entonces ya no se puede salir a la calle y me quedé aquí con mis padres».

Tete también se mostró receptivo a volver cuanto antes al fútbol: «A la gente que trabaja en la obra o el supermercado no le hará gracia, pero es nuestro trabajo y hay que cumplir. [,,,] Yo quiero volver. El fútbol es mi vida». Algo en lo que chocó con el planteamiento de los críticos, con Fali a la cabeza: «Tiene un poco de razón porque tiene el miedo ese de que se lo puedan pegar y él pegárselo a alguien. Pero también la gente va a la obra y cuando llega a su casa se lo puede pegar a su familia y a nadie le gusta. Si tú tienes un trabajo, debes ser responsable. Y si te dicen que ya se puede trabajar, pues a trabajar».

Su casi fichaje por el Rayo

Habló de su llegada a Málaga. Todo parecía hecho para recalar en el Rayo, hasta que llegó el Málaga. Entonces Tete siguió el consejo de su representante a pesar de que en el club blanquiazul iba a ganar menos dinero: «Con el Rayo estábamos para hacerlo. Pero al final vino el Málaga y entré en dudas porque, sinceramente, quería venir al Málaga. Lo tenía claro. Además mi representante me dijo que esto era para mí».

Algo que demostró al adaptarse muy rápido: «Desde el primer día me encontré un grupo genial, ejemplar. Toda la gente va a una. Creo que estamos mejorando para como ha sido el año. El equipo es una piña y eso es lo importante para sacar esta temporada. Además es increíble como está la gente con el equipo, como anima. Estamos muy unidos y eso nunca puede ser malo».

No guarda el más mínimo resentimiento al Lugo: «Llegué en Navidad. Los primeros seis meses fueron muy buenos. Estaba muy contento. Luego la temporada no empezó como todos queríamos. No estaba a gusto ni feliz. Hablé con el club porque necesitaba salir y fue todo fácil». Incluso aludió que parte de su salida se debió al clima y la forma de ser de la gente en Lugo: «Echaba de menos el buen tiempo. Yo soy un tío muy alegre y allí la gente es muy seria», declaró.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies