La RFEF en un brete: Protestas en Bilbao, aplausos en Valencia

La decisión de la UEFA de no dejar posponer la final de Copa pone en un apuro serio a la RFEF con la final de Copa

0

La decisión de UEFA de obligar a que la final de Copa no se vaya más allá del 3 de agosto si se quiere que a través de ella se pueda acceder a competición continental no ha sentado ni mucho menos igual en toda la geografía nacional. Algo que era esperado. Mientras en Bilbao han elevado el tono de protesta por esta decisión con un duro comunicado, en Valencia aplauden esta decisión. Además el club ché no ha dudado en cargar a su vez contra la RFEF por aquella propuesta aprobada en Comisión Delegada que les dejaba, ahora mismo, fuera de competición continental. En Mestalla se muestran muy satisfechos por lo que consideran justo y es que sea el séptimo clasificado.

Desde Europa el problema para la Federación es bastante serio. Desde la RFEF siempre se mostraban partidarios de esperar, tal y como querían ambos clubes, de que la final se jugase cuando pudiese haber público aunque eso hiciese que fuese ya inmersos en la próxima temporada. Esa opción aún está sobre la mesa, pero sin el premio de que uno de los dos finalistas vaya a competición continental por ser campeón del trofeo. Ambos equipos veían en esta final una ocasión única para alzarse con un título y celebrarlo con sus aficiones.

Vestuario y afición athleticzale lo tienen claro. Prefieren esperar a que se pueda jugar con las aficiones en las gradas que jugarla a finales de julio o principios de agosto sin él. Les da igual tener opción o no de ir a Europa, porque no entienden un partido de esta magnitud sin público. Máxime cuando el que está enfrente es el eterno rival. Sin embargo el comunicado publicado hoy muestra que en Ibaigane no tienen tan clara la decisión de jugar con público u optar a jugar la Europa League el próximo curso.

Mientras, la Real Sociedad guarda silencio

Una versión que en la Real Sociedad también sostenía. En el club txuri urdin se mostraban esperanzados de que se pudiese jugar con público a finales de julio o en agosto. Pero la presidenta del CSD y Secretaria de Estado para el Deporte, Irene Lozano, descartó esta opción. «No habrá público en las gradas hasta que haya una vacuna o un tratamiento para el COVID-19. Podremos ver el fútbol por televisión, pero hasta entonces no se podrá ir a los estadios».

Tras conocer esta decisión en la Real Sociedad han optado por guardar silencio. No se han pronunciado ni por la orden de UEFA, ni ante las reacciones desde Bilbao o Valencia. No consideran que este ultimátum desde Nyon cambie sus planes, ya que su intención de jugar con público sigue intacta, aunque acatarán cualquier decisión que se tome. Lo que ya no gusta tanto es la actitud que está tomando la RFEF. En San Sebastián ven cierta dejadez en el ente presidido por Luis Rubiales y piden que se tome una decisión definitiva sobre la final. Algo de lo que están muy pendientes en Bilbao… y en Valencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies