El plan de ‘desescalada’ para devolver el público a las gradas está en marcha

Siempre supeditado a las autoridades sanitarias, las gradas podrían empezar a recuperar color y aficionados con el inicio de la próxima temporada

0

Es ya un hecho que el fútbol volverá en menos de dos semanas. Pero todo el mundo sabe que eso no será fútbol. Se llamará igual, pero no es igual. Sin gente en las gradas se pierde totalmente la esencia de lo que es el fútbol. La nueva crisis económica, segunda en apenas una década, ya golpea en esta desescalada con fuerza a toda la sociedad y ese es el motivo, la economía, por el que la temporada actual se terminará aunque para ello haya que jugar en plenos meses de julio y agosto. LaLiga ha puesto todo lo posible en ello para salvaguardar su negocio y el 1,37% del PIB.

Pero lo hará con estadios vacíos, desangelados. Estadios con apenas 200 personas que, futbolistas, cuerpos técnicos, algunos directivos y árbitros a parte, serán gente necesaria para que se pueda ver por televisión. El fútbol, aunque siempre quedará el romanticismo de ir al estadio, ha pasado a ser un producto meramente televisivo que es quien soporta lo que ya no es tanto deporte, sino una industria de muchos miles de millones y de la que no solo viven los futbolistas, conviene recordar.

No obstante se le ha arrebatado a la gente algo que era suyo. Ese ‘puto bicho’ con el que no queda otra que aprender a convivir, ha privado a la gente de ese ritual. El de caminar con ilusión hacia un asiento o localidad para que unas horas después se haga el camino con alegría o tristeza según haya transcurrido el partido. Una actividad, la de ir a los estadios, que no tenía fecha de vuelta, al menos hasta ahora.

Se trabaja para que en septiembre vuelva el público a las gradas

Porque desde LaLiga conjuntamente con el CSD ya se trabaja en que las gradas puedan volver a poblarse. Con las máximas precauciones y siempre con el escrupuloso y férreo control de Sanidad, pero ese retorno se producirá. Y además lo hará antes de lo que parecía. Cuando todo apuntaba a que no sería antes de 2021, Javier Tebas ya ha dejado entrever que será antes; concretamente en septiembre. La intención es que con el inicio de la próxima temporada, las gradas empiecen a recuperar ese color que dan los aficionados y que hacen del fútbol. fútbol.

Todo esto, claro, supeditado a que durante el verano la evolución de la pandemia sea positiva. Es algo que en la Premier League ya trabajan desde hace semanas. Incluso el propio presidente de UEFA, Aleksander Ceferin ha pedido a los países que vayan controlando la situación epidemiológica que vayan permitiendo esa desescalada que permita a los aficionados volver a las gradas. Además es de suponer que será un plan que también afectará al fútbol no profesional.

Aunque no está ni mucho menos aún perfilado, si existe un boceto que es lo que ha trascendido. LaLiga y el CSD trabajan en una previsión austera. Ésta sería que en los estadios se comenzase la próxima temporada con un 30% del aforo. Unos porcentajes que, si todo siguiera una evolución sanitaria positiva, irían incrementándose. De ahí se pasaría en otoño (noviembre) a un 50% y diferentes porcentajes hasta que con la llegada del 2021 se pudiesen llenar ya los estadios.

Eso sí, esto solo se produciría cuando se pueda decir que la pandemia está totalmente controlada. Pero al igual que con el regreso a la normalidad se sigue un plan de desescalada, éste también llegará a los estadios. Y todo indica que será más pronto de lo que se podía pensar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies