Un equipo de 45 minutos

El equipo de Zidane no logra mantenerse enchufado todo el partido

0

El Real Madrid sigue en la pelea por LaLiga. Del regreso de la competición, los de Zinedine Zidane pueden sacar muchas cosas positivas: seis puntos de seis, la conexión entre Hazard Benzema, el regreso por todo lo alto de Marco Asensio

Sin embargo, entre tantas luces también hay alguna que otra sombra. A pesar de llevarse los tres puntos con aparente solvencia en ambos choques, al equipo le ha costado mantener el tono durante todo el partido. De hecho, esto supuso una gran bronca del técnico francés a sus jugadores tras la conclusión del encuentro frente al Eibar.

Frente al conjunto vasco, el Madrid firmó una gran primera mitad. Desde el balón que Kroos colocó de forma sutil en la escuadra, el equipo blanco fue una apisonadora que arrolló sin piedad a los de José Luis Mendilibar.

Sin embargo, los once jugadores que saltaron al verde en la segunda mitad parecían otros. Un equipo cansado, que ni con los cinco cambios reaccionó, incapaz de generar en ataque y con una preocupante pasividad defensiva. Esta pasividad supuso que el Eibar pudiese recortar distancias, en una jugada marcada por la falta de intensidad de la zaga blanca.

En el partido frente al Valencia, el resultado fue el opuesto. El conjunto de Zidane  saltó al campo a verlas venir y se fue al descanso de forma milagrosa con tablas en el marcador. Ya en la segunda mitad, al contrario de lo que ocurrió frente al Eibar, los once protagonistas salieron al terreno de juego con el mono de trabajo.

Una segunda mitad eléctrica, intensa y trabajada en la que el Madrid pasó por encima del conjunto ché, al que no dio posibilidad de réplica. Un equipo enchufado desde el primer hasta el último minuto de este período, lo cual supuso terminar el encuentro con tres goles en el marcador y la portería a cero.

Una evidente falta de ritmo

Sin embargo, es un síntoma que tiene una explicación, ya que es algo que todos los equipos están sufriendo. Como es evidente, tras tres meses parados, las piernas de los futbolistas no aguantan el ritmo previo al parón. No obstante, el equipo blanco debe trabajar para solucionarlo, ya que como advirtió el míster, esas faltas de concentración pueden costar puntos que el Madrid no puede permitirse perder.

Por @diegoaguado97

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies