El espíritu de la Champions frente a un casi imposible

El equipo de Zidane tendrá que apelar a la épica para estar en cuartos de final

0

Si hay algún equipo que sabe lo que es una noche grande de Champions League, ese es el Real Madrid. No por nada el conjunto blanco es el más laureado a nivel europeo de toda la historia, a una distancia considerable del segundo.

Ya no solo se habla de noche grande, sino yendo más allá, de noches de remontadas europeas. Son ya incontables las veces que el equipo merengue ha apelado al ‘espiritu de Juanito’ para levantar un resultado muy en contra. El aliento del Santiago Bernabéu, el empuje de la afición desde que el club llega a Concha Espina… Fórmulas que el grueso madridista tiene interiorizadas para un partido grande de Champions.

Así cumplió con su parte la afición en el encuentro de ida, hace ya seis meses, para recibir al Manchester City. Sin embargo, en diez minutos dantescos, todo el esfuerzo del equipo y de la afición se fue al traste. Un resultado en contra en casa, la vuelta en un estadio que empuja como el Etihad, la sanción de un pilar como es Sergio Ramos, que tendrá que ver el encuentro desde la grada…

Muy pocos motivos dejan a la afición pensar en la remota posibilidad de remontar una eliminatoria que está prácticamente imposible, pero hay uno de mucho peso: El escudo que llevan en el pecho.

Porque sí, es evidente que ese escudo en ocasiones pesa en exceso a algunos futbolistas que no pueden soportar la presión. Pero en noches como la que se vivirá en Manchester el próximo viernes 7 de julio, el peso de ese escudo recae sobre el rival.

Porque estamos hablando de un equipo que tras doce años sin levantar la Orejona, gano la ansiada Décima en el descuento bajo los focos del Estadio Da Luz, cuando el partido ya agonizaba. Un equipo que en 2016 levantó en el Bernabéu un resultado de 2-0 que trajo desde Alemania, ante un Wolfsburgo que no fue capaz ni de detectar por dónde le desbordaban los jugadores de blanco, cuando horas antes parecían estar ya esperando rival en cuartos.

Y es que casi medio año después, el equipo disputará un partido que debió haberse jugado el 17 de marzo. Respecto a esa fecha, el conjunto merengue, ya campeón de LaLiga, cuenta con la presencia de futbolistas como Asensio Hazard, que por aquel entonces estaban lesionados, u otros como Modric Varane, que han regresado tras el parón en estado de gracia.

Porque decirlo a posteriori es ventajista, y remontar una ventaja así frente a un equipo tan potente como el de Pep Guardiola es prácticamente una utopía. Pero… ¿y si no es así?

Por @diegoaguado97

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies