Dallas Mavericks 2019/2020: Hasta donde Luka quiera

Sigue la evolución de los Mavericks de Doncic y Porzingis tras su primera experiencia en PlayOffs

0

Los Dallas Mavericks han dado un paso adelante esta temporada. Con sus dos estrellas sanas (la mayor parte de la temporada) han conseguido meterse en PlayOffs de forma holgada, aunque han tenido tramos irregulares.

Llegaron a la burbuja de Orlando con un récord de 40-27 y terminaron la ‘regular season’ con 43 victorias y 32 derrotas (3-5 en la burbuja). Se clasificaron para la post-temporada con la séptima plaza de la Conferencia Oeste. En primera ronda le tocó enfrentarse con uno de los «cocos» de la liga, Los Ángeles Clippers. Un equipo creado para ganar y para ganar ya. Con dos de los mejores two-way players de la NBA e infinitas posibilidades en la rotación.

Kawhi Leonard (izq.) y Paul George (der.) posan con la camiseta de los Clippers | Fuente: NBA

Los Mavs perdieron el primer encuentro de la serie en un «mal» partido de Luka Doncic. Mal entre comillas porque no se sabe hasta qué punto un partido de 42 puntos, 7 rebotes y 9 asistencias puede considerarse malo. El caso es que, a esos números, Doncic sumó 11 pérdidas de balón y una mala toma de decisiones en momentos clave del partido.

Luka no es un jugador normal. Analiza sus propios errores durante los partidos y los mejora de forma casi inminente. Quedó demostrado en el segundo encuentro, que acabó con victoria de Dallas por 127-114. En el tercer encuentro, a pesar de el partidazo de Porzingis y la gran aportación de los secundarios, se notaron los bajos porcentajes de Luka (solo 13 puntos) y los Clippers se llevaron el partido. Esa no fue la peor noticia para los Mavs, ya que perderían a Porzingis para lo que restaba de serie.

Los texanos supieron sobreponerse a ello y empatar la serie en uno de los mejores partidos que se le recuerdan a Luka Doncic en toda su carrera profesional. 43 puntos, 17 rebotes, 13 asistencias y un triple para ganar el partido que quedará como una de las mejores jugadas de los PlayOffs y de la temporada.

A pesar del esfuerzo de Luka y los Mavericks, los Clippers fueron mucho equipo para ellos en los siguientes dos partidos. Con un Kawhi Leonard en modo MVP, los angelinos se llevaron los dos siguientes partidos y cerraron la serie con un marcador de 4-2.

La Sonrisa de Luka

Qué decir ya de Luka Doncic. Si Luka se lo pasa bien y sonríe, los fans de los Mavericks pueden estar tranquilos. Es un chaval de 21 años y se lo pasa como tal jugando a baloncesto, aunque lo haga como si llevara 12 temporadas en la NBA. Pocos deben ser los récords de precocidad que le falten por romper y aún menos los jugadores de la liga que queden por rendirse al esloveno.

Luka Doncic durante un partido con los Dallas Mavericks | Fuente: NBA

28’8 puntos, 9’4 rebotes y 8’8 asistencias ha promediado en su segunda temporada en la NBA. Una temporada en la que ha debutado en un All-Star Game como titular y ha firmado 17 triples dobles, 15 en temporada regular y dos en PlayOffs. El cielo parece ser su único límite, y es que a Luka le queda toda su carrera por delante para llegar a ser lo que él quiera en el mundo del baloncesto. Por lo pronto, las casas de apuestas ya le dan como favorito para ser el MVP de la próxima temporada.

La Salud de Porzingis

Porzingis no es un jugador normal. Pero esto tampoco es algo nuevo que se acabe de descubrir, ya lo demostró de sobra en los Knicks y por eso los Mavs confiaron en él como guardaespaldas de Luka. La incógnita alrededor del pívot letón era su salud. Una lesión tan grave en un jugador tan grande como él podía condicionar su cuerpo y su juego para el resto de su carrera.

Empezó la temporada despacio, probándose y cogiendo confianza. Con el paso de los partidos fue mejorando su aportación y ha terminando la temporada siendo clave en el esquema de Carlisle y el mejor socio de Doncic en la pista, promediando 20’4 puntos, 9’5 rebotes y 2 tapones por partido.

Porzingis (izq.) y Doncic (der.) durante un partido de los Mavericks | Fuente: NBA

El potencial del Porzingis de New York era ilimitado. Un jugador de 2.21 con una agilidad y manejo de balón impropios de alguien de su tamaño. Capaz de anotar dentro, de media distancia e incluso de tres con excelentes porcentajes y mecánica de tiro. Una torre en la zona con buena capacidad taponadora y móvil a la hora de defender jugadores más pequeños que él.

Esta temporada ha dejado destellos del jugador que demostró que puede llegar a ser, pero necesita que las lesiones le respeten para conseguir la regularidad que le permita convertirse en uno de los mejores jugadores de la liga.

La importancia de los secundarios

Maxi Kleber, Seth Curry, Tim Hardaway Jr., Frank Jackson, Dorian Finney-Smith, Boban Marjanovic, Dwight Powell… Todos ellos han tenido su parcela de protagonismo y su importancia en la temporada de estos Dallas Mavericks. Los secundarios han sido una pieza clave y fundamental del esquema de Rick Carlisle y han sido imprescindibles para que el equipo llegara donde llegó, desatascando partidos en muchas ocasiones cuando Doncic Y Porzingis no tenían el día.

En este aspecto, el jugador más importante e inesperado fue Trey Burke. Burke llegó a los Mavericks como agente libre justo antes de la burbuja de Orlando por la baja de Willie Cauley-Stein y fue clave en los partidos que jugó. Anotó 12 puntos por partido en los ocho que jugó con un gran porcentaje de acierto en el triple. Pero fue más su actitud en la pista y el cambio de ritmo que aportaba a los partidos lo que impresionó de sus actuaciones.

En este período de agencia libre, Burke volverá a estar sin contrato y visto lo visto, ofertas no le van a faltar y la de los Dallas Mavericks debería ser una de ellas si quieren seguir su evolución hasta ser un equipo candidato al título.

¿Una tercera estrella?

Los Mavs van a ser en 2021 uno de los equipos con mayor espacio salarial de la liga, además de uno de los destinos más atractivos para los agentes libres. Para entonces se habrán «librado» de los exagerados contratos de Courtney Lee (12 millones) y Tim Hardaway Jr. (18 millones), por lo que tendrán suficiente espacio salarial para intentar firmar una tercera estrella.

En los últimos días ha habido rumores y no se habla de un jugador cualquiera. Se habla de Giannis Antetokoumpo, ganador de los dos últimos MVP y el último defensor del año. Giannis y Luka son dos de los jugadores más dominantes de la NBA y, además, son (muy) jóvenes, por lo que juntarlos en el mismo equipo a largo plazo junto a Porzingis podría suponer el inicio de una nueva dinastía en la liga.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies