El Real Madrid convence, pero pide la hora

El Real Madrid se impone a Panathinaikos OPAP Athens por 76-66 en un partido donde los blancos acabaron sufriendo para sumar la victoria. Gabriel Deck, MVP, con 20 puntos, nueve rebotes y tres asistencias.

0
Real Madrid 76 66 Panathinaikos OPAP Athens

 

Todo un clásico europeo el duelo que iban a protagonizar Real MadridPanathinaikos OPAP Athens. Aunque los griegos no estén cuajando una buena temporada, estando lejos de los puestos de playoffs, siempre son un hueso duro de roer. Los blancos, necesitados de recuperar sensaciones para no desengancharse de la pelea por la primera posición, iban a tener que ponerlo todo en el asador.

El Real Madrid se gusta

Primeros compases de partido con ritmo muy lento. El Panathinaikos, acostumbrado a un ritmo altísimo, veía cómo la defensa del Real Madrid le cortaba la velocidad en el juego. En cuanto los griegos podían imprimir su ritmo, conseguían dominar, pero no paraban atrás a los blancos. Los pupilos de Pablo Laso habían encendido el rodillo y poco podía hacer Oded KattashJeffery Taylor, en el día que se conviertía en el segundo jugador extranjero con más partidos como madridista, ponía la primera ventaja en el 12-6 tras cinco minutos.

El Real Madrid se gustaba sobre el WiZink CenterJeffery TaylorGabriel Deck eran capaces de sumar en los dos aros, Walter Tavares imponía su ley en la pintura como es más habitual, Carlos Alocén le perdió el miedo… Así llegó la primera ventaja en diez puntos (18-8), con Panathianikos sin poder ser ellos mismos. Ni los Nemanja NedovicKonstantinos Mitoglou podían sumar. Acabaron los primeros diez minutos del partido con el 25-12.

El Real Madrid bajó el ritmo. Algo prácticamente normal viendo la intensidad de los primeros diez minutos. Aún así, Panathinaikos no conseguía disminuir la renta. Fabien Causeur entró de lleno en el partido y, a pesar de que los blancos no estaban del todo finos, los griegos estaban desaparecidos en combate. Merito de la renta también de un Alex Tyus que estaba haciendo olvidar a Walter Tavares, que necesitaba descanso. 33-19 a cinco minutos del descanso.

Fabien Causeur estaba prendido. En Panathinaikos no había ni presencia defensiva ni ningún intimidador en la pintura. Y así plantó el Real Madrid el +10 (45-27). Los griegos sólo vivían de algunos destellos de calidad de Nemanja Nedovic, de los pocos contraataques rápidos y los rebotes ofensivos, el único apartado en el que eran superiores a los blancos. La inmensa superioridad de los hombres de Pablo Laso llevaron el marcador hasta el 49-27 con los jugadores marchándose a los vestuarios del WiZink Center en el descanso.

El Panathinaikos golpea, pero muere en la orilla

Panathinaikos tuvo que cambiar cosas de pizarra en el vestuario, y salieron a la segunda mitad con una zona 3-2 de ajustes con cambios defensivos muy agresivos. El Real Madrid se atascó con la defensa de los griegos. 0-7 de salida. Aunque, con el paso de los minutos, los blancos resolvieron el acertijo ellos sólos, y volvieron a sujetar al rival, que quería subirse a sus barbas. Gabriel Deck cortó la sangría para dejar el 53-39 tras cinco minutos.

Panathinaikos se lo empezó a creer. Con Walter Tavares cargado de faltas, sin los puntos de Fabien Causeur, y con el crecimiento en defensa de los griegos. Encima con la mala noticia para el Real Madrid de una posible lesión de Jaycee Carroll, que pisa el pie de Eleftheris Bochoridis en una antideportiva acción del griego. El escolta tuvo que marcharse con gestos de dolor al vestuario, mientras que el tercer cuarto daba su último suspiro con el 64-50.

Meritorio el trabajo de Panathinaikos, que no dejó de creer en la victoria en ningún momento. Ni con el +21 para el Real Madrid. Intensidad defensiva y claridad en ataque. Ahora eran los blancos los que tenían que esforzarse en cada acción. Los verdes pusieron el 66-58 a falta de seis minutos y medio tras un 0-6. Muchos problemas para los hombres de Pablo Laso, que no encontraba anotadores. 66-61 a cinco minutos del final.

Los compases del partido llevaban a pensar que el equipo que mejor defendiera iba a llevarse la victoria. Panathinaikos tenía más prisa por anotar, pero todo iba a decidirse en aro propio. Y en esa salsa competitiva, el Real Madrid siempre tiene ventaja. Con dos triples de Alberto AbaldeSergio Llull se volvió al +10 (72-61) a falta de tres minutos, y ahí se cerró el partido. Los blancos iban a sumar una victoria muy importante para recuperar sensaciones, con momentos de juego brillantes, y sabiendo sufrir.

Ficha técnica

Real Madrid- 76: Carlos Alocén (13), Jeffery Taylor (10), Gabriel Deck (20), Trey Thompkins (-), Walter Tavares (4) -banquillo- Fabien Causeur (11), Rudy Fernández (-), Alberto Abalde (4), Alex Tyus (4), Usman Garuba (-), Jaycee Carroll (3), Sergio Llull (7).

Entrenador: Pablo Laso.

Panathinaikos OPAP Athens- 66: Shelvin Mack (4), Nemanja Nedovic (18), Aaron White (5), Konstantinos Mitoglou (5), Zach Auguste (13) -banquillo- Eleftherios Bochoridis (5), Leonidas Kaselakis (3), Ian Vougioukas (-), Georgios Kalaitzakis (-), Marcus Franklee Foster (11), Ben Bentil (2), Howard Sant-Ross (-).

Entrenador: Oded Kattash.

Parciales: 25-12 | 24-15 | 15-23 | 12-16
Árbitros: Ilija Belosevic, Carmelo Paternico y Tomislav Hordov.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimosegunda jornada de la fase regular de la Turkish Airlines Euroleague, disputada en el WiZink Center, Madrid, España.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies