La Carrera Astur | Pk.24: Djuka alza al Sporting; dolorosa derrota del Oviedo

El delantero serbio, con un triplete de goles, comanda la victoria de los rojiblancos en Logroño para escalar hasta la cuarta posición. Los azules, por su parte, caen en Cartagena en un partido marcado por la falta de claridad en ambas áreas y en el que los carbayones fueron de más a menos

0

Sporting y Oviedo fueron las dos caras de una misma moneda en esta vigésimo cuarta jornada de LaLiga SmartBank. Los rojiblancos se impusieron con autoridad en Logroño, donde un ‘hat trick‘ de Djuka condujo al equipo de Gallego hasta la cuarta posición en la tabla. El conjunto gijonés fue un auténtico vendaval que apenas dio opciones a su rival a lo largo de los noventa minutos. En el lado opuesto se encuentra un Oviedo que pagó muy caros sus errores en la parte de atrás. Los azules iniciaron bien el partido, pero el enésimo despiste en un balón parado dio alas a un Cartagena que acabó cerrando el choque en otro fallo defensivo del equipo de Ziganda.

El Sporting espanta las dudas

  • Golpe encima de la mesa a domicilio: Llegaba el Sporting a Logroño sabiendo que llevaba tres meses sin conocer la victoria lejos de casa. No realizaba malos partidos a domicilio el cuadro de David Gallego, pero por unas razones u otras, no vencía desde el 29 de octubre en Alcorcón. En Las Gaunas dio no uno, cuatro golpes encima de la mesa para romper esa dinámica, aunque con muchas cosas a mejorar, pues también hubo cosas que dejó a la mano de la fortuna. Por ejemplo, ciertos errores individuales que pudieron costarle caro al cuadro sportinguista cuando el marcador era de victoria por la mínima.
  • ¿Djukadepencia? Obviamente: Pero en el plano ofensivo lo cierto es que el equipo mostró todo el esplendor de su pegada. ¿Qué depende mucho de los goles de Uros Djurdjevic? Es un hecho, pero con el serbio enchufado como lo está, con 15 goles en 24 jornadas, cualquier equipo firmaría tener esa dependencia de un jugador. Eso sí, el Sporting debería ir rezando para que, tras tres años en el equipo sin lesiones ni apenas molestias, el serbio logre aguantar hasta final de temporada sano. De lesionarse el golpe que recibiría el equipo para las aspiraciones de play-off sería tremebundo.
  • El fondo de armario responde: En cualquier caso, este mes de enero ha demostrado que la plantilla del Sporting, si bien es corta, tiene más fondo del armario del que se podía esperar. Es algo que en la primera vuelta las múltiples bajas impidieron ver, pero las alternativas que tiene David Gallego son más numerosas de lo que se preveía y todas rinden a un nivel aceptable. De ellos, habría que destacar a Nikola Čumić. El serbio le ha costado por problemas de adaptación, pero ahora en ataque se ha convertido en una pieza muy importante. Desde que recuperó la titularidad obligado por el brote de COVID-19, suma un gol y dos asistencias en 5 encuentros.
  • Jornada muy positiva: Además, para redondear la jornada, los resultados se aliaron con el cuadro rojiblanco. El Rayo cayó en casa lo que le permite ser cuarto aunque empatado a puntos con rayistas y con el Leganés, que tras el regreso de Asier Garitano se ha revitalizado. Eso sí, no vale la más mínima confianza, pues el Mirandés sigue lanzado y es séptimo a solo cuatro puntos del cuadro rojiblanco y falta de que complete la jornada, la Deportiva podría mantenerse a los tres puntos a los que estaba la pasada semana. Bercianos y jabatos son ahora mismo la principal amenaza que debe vigilar el Sporting de reojo.

El Oviedo se mete en problemas

  • De más a menos. El Oviedo inició el encuentro mucho mejor que el Cartagena. Los azules fueron bastante mejores que su rival en los primeros minutos del choque. Pese a ello, una vez más, llegó el error en un balón parado. Un despiste que provocaba volver a remar a contracorriente. Un gol que dejó muy tocado al equipo, ya que a partir de ese momento no volvió a ofrecer las mismas sensaciones. Y es que en la segunda mitad, los azules ofrecieron su peor cara. El equipo se alejó mucho de lo que ofreció no hace tanto tiempo y, sin capacidad de reacción, no tuvo la mordiente ni la chispa para hacer daño a un Cartagena que sentenció el partido en un nuevo error en la parte de atrás. Dinámica negativa que empieza a preocupar.
  • El lastre del balón parado. El Oviedo ha encajado un total de 25 tantos en lo que llevamos de temporada. Catorce de ellos han llegado en acciones a balón parado. Es decir, los azules encajaron más de la mitad de los goles en situaciones que suelen decantar de un lado u otro la balanza en esta Segunda División. Y ese, en mi opinión, es el gran aspecto a corregir. Es en este tipo de jugadas, seas el equipo que seas y te enfrentes a quien te enfrentes, es donde se igualan las fuerzas. Y el conjunto asturiano tiene un grave déficit. Porque ni es diferencial en área rival ni es capaz de hacerse fuerte, al menos por ahora, en la suya. En Cartagena, en un balón rematado en el área pequeña, Rubén Castro aprovechó la indecisión de Femenías a la hora de salir y un despiste de Lucas para iniciar lo que sería el camino del triunfo para el conjunto albinegro.
  • Situación muy delicada. A lo largo de una temporada, todos los equipos atraviesan multitud de dinámicas, y está claro que el Real Oviedo no se encuentra en una positiva. Porque además de los resultados, al equipo asturiano le falta fútbol y ese toque de competitividad que, hasta la fecha, siempre había tenido. Al margen de la situación clasificatoria, cuatro puntos por encima de los puestos de descenso, hay otro dato que a nadie se le escapa. Tres partidos de la segunda vuelta y diferencia de goles particular perdida con Logroñés, Albacete y Cartagena. Es decir, tres rivales directos en la pelea por la salvación. El actual momento que viven los carbayones empieza a hacer sonar las alarmas.
  • Reacción necesaria. La actual situación que vive el Oviedo pide una reacción inmediata. Los azules tienen la capacidad necesaria y las armas adecuadas para dar la vuelta a esta situación. El conjunto de Ziganda ya piensa en el duelo ante el Lugo, en el que se busca una victoria tan importante como necesaria. El cuadro asturiano debe recuperar cuanto antes la contundencia en la parte de atrás y la claridad y precisión en ataque. Dos armas con las que consiguió su mejor racha en lo que va de temporada. Los carbayones no pueden dejar escapar más puntos ante rivales directos ni perder más golaverajes ante dichos contrincantes.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies