La Carrera Astur | Pk.25; El Sporting crece a ritmo de Djuka; victoria fundamental para el Oviedo

Los rojiblancos vencieron por la mínima ante el Málaga con un nuevo tanto del delantero serbio y con una actuación estelar de Mariño. El cuadro carbayón, por su parte, regresó a la senda del triunfo tras remontar ante el Lugo, en un encuentro cerrado donde los azules impusieron su pegada

0

Jornada propicia para el fútbol asturiano en Segunda División. Sporting y Oviedo no fallaron y lograron dos triunfos para el pleno de puntos en el Principado. Los rojiblancos vencieron en El Molinón al Málaga en un partido en el que Djuka volvió a ser la clave para que los de David Gallego se llevasen un encuentro apretado en el que Mariño también cerró una actuación más que notable. El cuadro carbayón, por su parte, regresó a la senda del triunfo tras remontar ante el Lugo en el Tartiere. Tres puntos fundamentales para poner tierra de por medio con la zona peligrosa y cambiar el chip tras una mala racha de resultados.

En los días menos brillantes también se gana

  • Saber competir los días torcidos: Un equipo que quiere pelear por el ascenso, pues el Sporting tras 25 jornadas tiene claro es su objetivo, debe saber cuando no luce. Eso le pasó el domingo en El Molinón-Enrique Castro «Quini». Contra él tuvo un rival que supo causarle muchos problemas. Los primeros 20 minutos de partido, el equipo gijonés pareció un harapo en manos del Málaga, pero el buen hacer defensivo y la mano izquierda de Mariño aguantaron el embiste. A partir de ahí, sin lucidez se fue creciendo en el partido para lograr hacer gol y saber cerrar posteriormente su área. Competir en los días malos es lo que da esa ventaja de seis puntos sobre el séptimo.
  • Un terror en las áreas: Gran parte de esa competitividad es por su capacidad de ser muy eficaz en las áreas. En la propia Mariño y su defensa, liderada por un excelso Babin, aguantaron al Málaga, que dispone de grandes jugadores en la vertiente ofensiva. En ataque el equipo lució menos, pero con un gol de bandera tras 19 toques de balón en 57 segundos que finalizó el ‘Pichichi’ de la categoría en su decimosexto gol. Este equipo sigue demostrando que en las áreas es un enemigo de lo más temible.
  • Brotes verdes en la unidad B: Tras el gol llegó el momento de los cambios. Los que el domingo fueron la unidad B dejaron ciertos brotes verdes. Los 35 minutos de Javi Fuego sobre el terreno de juego fueron un clínic de mediocentro; de los de poner en todas las escuelas. También fueron buenos los minutos de Nacho Méndez. El gozoniego, actuando como mediapunta, logró dar aire al equipo ante el acoso del Málaga. Incluso generó lo suficiente para que el Sporting pudiese matar el partido. No se logró y tocó sufrir hasta el pitido final, pero así los puntos saben mejor.
  • Esto se trata de competir y pelear: A lo largo de muchas temporadas ya en Segunda, se ha visto que el presupuesto más grande no es sinónimo de éxito. Las diferencias, aunque sean enormes como este curso, no garantizan estar por defecto en los puestos altos. Este año sí es cierto que no hay grandes fracasos (quizá el Girona). Pero tampoco nunca se había visto una ventaja tan grande en su presupuesto entre tres equipos (Espanyol, Almería y Leganés que pasan de los 25 millones de tope salarial). Aun así el Sporting compite mejor que algunos de ellos y su quinta plaza se la ha ganado a puro huevo. El ruido externo de arbitrajes y favorecidos por el VAR se puede ir a donde amargan los pepinos; esto va de competir y pelear.

Victoria para respirar

  • Sin brillo, pero con goles. Es posible que el duelo entre el Real Oviedo y el Lugo no sea recordado como una oda al fútbol. Pero sí puede ser uno de esos partidos de los que te acuerdes a final de temporada. Victoria ante un rival directo en un choque complicando que acabaron decidiendo pequeños detalles. Aspectos que, por fin, cayeron de cara para los azules. El primero fue un tonto penalti que Tejera transformó en un momento clave. Después, el balón parado dictó sentencia, pero esta vez la balanza se inclinó del lado azul. Primero gracias a un cabezazo de Christian Fernández; después, tras un saque de esquina mal defendido por el cuadro gallego que Nieto aprovechó para enviar el balón a la red. Segundo partido que el Oviedo remonta esta temporada tras el del Zaragoza (1-2) y el primero en el que los azules dan la vuelta al marcador en el Tartiere desde junio de 2019 (4-3 al Rayo Majadahonda tras ir perdiendo 1-3).
  • Triunfo clave. El de ayer no era un partido cualquiera. El Oviedo necesitaba cambiar el chip, regresar a la senda del triunfo para ayudarse a sí mismo en el plano deportivo y también en el mental. Algo más que tres puntos se podría decir. Y el equipo no falló. Pese al tanto encajado, los azules se sobrepusieron para sumar un triunfo que deja muy buen sabor de boca. Lo que todos esperan que pueda ser un punto de inflexión de cara al futuro que deje atrás una mala racha de resultados. Precisamente, tras un triunfo ante el Lugo en el Tartiere, llegó el mejor momento del primer Oviedo de Anquela.
  • Los gritos. Si hay algo que denota lo importante que fue el triunfo de ayer para el vestuario fueron las reacciones tras los goles y los últimos minutos del choque. El segundo gol del Oviedo, con el que daba la vuelta al marcador, fue celebrado con mucha rabia por Christian Fernández, que renovó de forma automática, por cierto, y sus compañeros. En el tercero la piña de todos los futbolistas en el córner y los gritos con puños en alto de Ziganda hacían ver que el equipo respiraba tras una mala racha de resultados. También fue un partido en el que todos respaldaron a Femenías cada vez que blocaba un balón aéreo, a sabiendas de que el meta no atraviesa su mejor momento. Sonidos que dejó un partido y una victoria clave para el Oviedo.
  • El colchón se agranda. Antes del pitido inicial, el Real Oviedo ya sabía lo propicio que sería un triunfo tras una jornada en la que solo uno de los equipos que se encuentran por debajo de los azules logró vencer. Resultados que dejan a los de Ziganda seis puntos por encima de la zona de peligro a las puertas de visitar el próximo lunes a un Fuenlabrada que, tras el triunfo de ayer en Castellón, se sitúa dos puntos por encima de los asturianos.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies