La viabilidad a corto plazo del Málaga depende de un juez o del Villarreal

El administrador judicial pide al juzgado autorice pedir un crédito por 8,5 millones al no pagar aún el Villarreal la mitad del traspaso de Ontiveros

0

El administrador judicial del Málaga ha solicitado al juzgado que supervisa su trabajo y la gestión del club la autorización para pedir un crédito puente. Un dinero necesario para acabar la temporada, pero José María Muñoz quiere que la cantidad sea mayor para garantizar también la transición entre temporadas. Por ello la cantidad que espera que el juzgado autorice es de 8,5 millones de euros.

Lo cierto es que el Málaga debía de acabar la temporada sin ningún tipo de tesorería. Pero el retraso en la vuelta a las gradas de público las ha causado en una menor medida. Porque lo que de verdad ha generado esa tensión que puede hacer que varios pagos se atrasen es el impago del Villarreal de casi 4 millones de euros del traspaso de Ontiveros. Algo que depende del Villarreal y que según informa MARCA no va a abonar en un corto espacio de tiempo.

La ‘cláusula N’Diaye’

Para ello en La Cerámica alegan una cláusula firmada y que se incluye en el traspaso por la que, después de pagar al Málaga un primer plazo, no abonaría más si antes no cobraba el traspaso íntegro de N’Diaye. ¿Y que pinta N’Diaye en este entuerto? Pues una más de la etapa de Caminero y Al-Thani en el club. Como es sabido, el centrocampista senegalés había sido cedido en 2018 por dos temporadas con cláusula de compra obligatoria de 6 millones al finalizar el préstamo.

Durante esos dos primeros años, el Málaga pagaba 1,5 millones de su ficha. Sin el ascenso, en el verano de 2019, no había dinero para seguir pagando esa ficha. Menos aún, para el traspaso obligado en verano de 2020. Así que se negoció con el Villarreal para romper el contrato. Algo que se hizo una vez que apareció el Al-Shabab de Arabia Saudí, que se quedó con N’Diaye por esos 6 millones. El Villarreal aceptó no penalizar al Málaga por romper ese contrato, pero guardó ese comodín que usó en el traspaso de Ontiveros para forzar esa cláusula en los pagos.

Como el Al-Shabab también ha incurrido en impagos al Villarreal, pues esos 4 millones que aún se le adeudan ya debió haberlos cobrado 2 antes de acabar 2020 y los otros este próximo verano. En Villarreal esperarán al verano a que venza el segundo plazo para reclamar las cantidades si no le son abonadas. Pero el mayor perjudicado de esta historia es el Málaga que se ve obligado a recurrir ahora a un crédito por una cláusula que, muy hábilmente, el cuadro groguet introdujo para su propio beneficio y seguridad legal gracias a la pésima gestión de Caminero y Al-Thani.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies