La Carrera Astur | Pk.16: Femenías rescata un punto para el Oviedo; el Sporting no levanta cabeza

Los azules cerraron en Leganés uno de sus peores partidos como visitantes de la temporada. Un encuentro en el que las paradas del meta carbayón fueron decisivas para sumar un empate. Los rojiblancos, por su parte, volvieron a caer, esta vez a manos de una Real Sociedad 'B' que fue superior

0

Otro fin de semana gris para los equipos asturianos en Segunda División. El Oviedo volvió a sumar un punto y el Sporting fue nuevamente derrotado. En el caso de los azules, en un encuentro en el que Femenías fue decisivo para poder rascar un empate. Y es que tras visionar lo sucedido en Butarque, no queda otra que dar por bueno el punto. Los azules no llegaron a estar cómodos con el balón la mayor parte del choque. Tan solo unos minutos en el segundo acto, coincidiendo con la salida de Pombo, acercó al equipo de Ziganda a la meta rival. El resto del choque, el Oviedo fue superado por el Lega, que como decimos, se encontró con un inspirado Femenías. Sobresaliente partido del meta carbayón, que despejó todas las dudas a base de paradas.

En Gijón las cosas no se ven mejor. De hecho, se ven bastante peor. Porque el Sporting volvió a caer. Lo hizo en El Molinón ante la Real SociedadB‘. Un partido marcado por las bajas, en ambos equipos, eso sí, y en el que el equipo que dirige Xabi Alonso fue superior. Desde el primer instante. Y eso se tradujo en peligro, aunque no fue hasta pasada la media hora de encuentro cuando Olasagasti abrió la lata. La situación preocupa. Son varias jornadas sin sumar de tres y, lo que es peor, cosechando derrotas de forma consecutiva. Y a esto hay que añadirle que toca visitar a un incómodo anfitrión sin una de tus principales bazas en ataque.

Cada vez peor

  • Baño de Xabi Alonso a David Gallego. El partido del viernes es uno de esos que se gana desde la pizarra antes del partido. Quien escribe esto dijo a principio de temporada, cuando el Sporting demostraba ser de los mejores equipos sobre el césped, que habría que evaluar al equipo gijonés cuando todos supiesen ya como juega. Ese problema ha llegado y acuciado por las continuas bajas de jugadores titulares más otros en baja forma. Los rivales lo conocen y el viernes pasado Xabi Alonso le dio un auténtico baño a David Gallego del minuto uno al noventa.
  • Jugar con una mano atada a un pie. Porque la derrota sportinguista fue justa y solo la falta de acierto visitante hizo que esa llegase antes. En parte, más allá del pobre planteamiento que el equipo rojiblanco desplegó sobre el césped, fue también por jugar con jugadores que no estaban al 100%. Aitor García y Berto González fueron los claros exponentes. El extremo no estaba ni en condiciones de jugar. Parece claro que se pactó jugase una hora, pero lo hizo muy mermado y sin capacidad para aportar. Con el avilesino pasó algo parecido al igual que con Christian Rivera, que, mientras aguantó el físico estuvo muy bien, pero aún lejos de lo que se considera suficiente.
  • El filial demostró que vale más que un lesionado. Y es que el técnico sportinguista tomó una decisión que le ha costado serios reproches. Podía poner a los chicos del filial desde el inicio. Una decisión que nadie le hubiese reprobado. Sin embargo eligió alinear a dos jugadores lesionados y otro lejos de un buen estado de forma. De esta forma demostró que su confianza en la cantera es casi nula ya que los canteranos asentados en el primer equipo lo están porque han demostrado ser más que aptos para la categoría o porque no le ha quedado más remedio al entrenador. Una decisión que además se tornó más errónea cuando en la segunda parte dio entrada a jugadores del filial y éstos no lo hicieron peor que los otros a quienes sustituyeron.
  • No parece haber tocado fondo. Lo peor de todo es que esta racha tétrica de seis encuentros sin ganar y habiendo sumado solo un punto, no parece atisbarse un fin cercano. Porque los problemas lejos de disminuir, crecen. Ahora con el positivo en COVID-19 de Djuka, el Sporting pierde al menos un partido más a su delantero referencia. El montenegrino no estará en Ponferrada, pero dado que no está vacunado en bastante probable que tampoco esté frente al Fuenlabrada. Esos dos son los próximos envites de un equipo dirigido por David Gallego. El técnico por ahora goza de la confianza para continuar. Pero, si no hay reacción, eso se acabará tras esos 2 partidos.

Femenías vale un empate para el Oviedo

  • Buen punto tras lo sucedido. Es la valoración a la que se puede llegar tras lo visto en Butarque. El Oviedo volvió a empatar, pero el punto se puede ver como algo positivo. Fue un poco la diferencia, por ejemplo, con el partido en Ipurúa. Allí el equipo mereció ganar y se volvió de vacío. En Leganés, los azules estuvieron muy cerca de perder y acabaron sumando un punto. Es el fútbol, no hay más. En un partido muy soso, uno de los peores de los de Ziganda fuera de casa en lo que llevamos de temporada, el equipo sumó. Lo hizo avalado por una gran actuación de Femenías y un notable encuentro de los dos centrales. Un triángulo que sostuvo a los carbayones cuando peor lo estaban pasando.
  • La actuación de Femenías. Ante las dudas que había generado semanas atrás, el portero del Oviedo se levantó y salió por la puerta grande de Leganés. Al menos en lo que a actuación individual se refiere. Porque sin sus paradas, los carbayones se hubiesen vuelto de vacío. El portero firmó una de sus mejores actuaciones. Seguro por arriba, transmitiendo mucha confianza a todos sus compañeros y mostrándose decisivo en varias acciones ofensivas del Leganés. Sin ninguna duda, su mejor partido de la temporada y uno de los mejores desde que está en el Real Oviedo.
  • Muy poco en ataque. Fue el debe del equipo en Butarque. Salvo unos minutos en el segundo acto, coincidiendo con la salida de Pombo al terreno de juego, el Oviedo apenas generó en ataque. Se marchó de Leganés tras pisar muy poco el área rival. Solo un disparo a portería de Borja Sánchez pudo inquietar al equipo local. Una acción en la que, por cierto, el meta pepinero no tuvo que intervenir, ya que la gran actuación de la defensa del Leganés impidió que el balón llegase a portería.  Con un equipo que defiende bien y encaja poco, la gran asignatura se centra ahora en mejorar las prestaciones ofensivas.
  • Lo que viene. Cinco partidos clave. Una manita de encuentros son los que quedan desde ahora y hasta el final de este año 2021. Partidos en los que el Real Oviedo debe sacar lo mejor de sí, ya que se antojan decisivos para saber hacia dónde mirar en los meses decisivos de competición. El equipo de Ziganda tiene tres encuentros consecutivos ante rivales de la parte baja. Amorebieta y Alcorcón van a visitar el Tartiere, mientras que el equipo viajará entremedias a Anduva para enfrentarse al Mirandés. Duelos clave para sumar puntos que permitan a los oviedistas reengancharse a una zona noble que está en estos momentos a cinco puntos de distancia. La visita a Valladolid se antoja como el duelo más complicado, aunque en esto del fútbol nunca se sabe. Antes de cerrar 2021, el Oviedo viajará a Madrid para medirse al Fuenlabrada, otro de los equipos de esta parte baja. Un final de año para posicionarse.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies