El Real Madrid clasifica a cuartos de la Copa del Rey tras una victoria en la prórroga

El Martínez Valero recogió el encuentro entre los de Ancelotti y Escribá, con un frenetismo increíble.

0
Elche 1 2 Real Madrid

 

El partido en el Martínez Valero arrancaba con un acercamiento de Rodrygo al área ilicitana, que finalizaba sin peligro, pero que marcaría el ritmo del partido.

Las ocasiones y la posesión se sucedían e intercambiaban su dominio intermitentemente, sin provocar ocasiones de peligro para ningún conjunto, dejando marcadas algunas ocasiones de Jovic o Mojica.

La primera ocasión importante llegaría bajo los pies del Elche, que se llevaron las manos a la cabeza, fallando un pase de la muerte de Josan, que se estampaba contra el travesaño tras un remate a bocajarro de Carrillo.

A pesar de la lucha del once de Ancelotti por cambiar las tornas, el dominio de los de Escribá dejaba por los suelos cualquier jugada blanca, creando, a su vez, ocasiones peligrosas a su favor que ponían contra las cuerdas a sus oponentes. Ataques Carrillo y salvadas de Lunin evitaban que el marcador se pusiera en contra de los merengues, pero no conseguían generar ninguna ocasión de gol.

Una de las jugadas polémicas del partido llegaría en el minuto 37, tras una caída de Lucas Pérez, que el árbitro no señalaría y levantaría a las gradas con abucheos.

Esta pequeña decisión supuso un aumento en la moral de los blancos, que tuvo tres ocasiones seguida antes de finalizar la primera parte. Vinicius, Camavinga y Rodrygo fueron los protagonistas de estas jugadas, pero el gran trabajo de Werner se opusieron en su camino, llegando al descanso.

La segunda parte inició con otra polémica, que el juez de línea solventó rápidamente, señalando un fuera de juego de Jovic en una clara ocasión de gol.

El Real Madrid salió enchufado en la segunda parte, pero los goles no llevaban por ninguna de las dos parte, con ocasiones de Vinicius y Marcelo que finalizarían en nada.

Los cambios se sucedían y el partido se volvió mucho más estático que al inicio del segundo tiempo.

Uno de los cambios merengues supuso una de las ocasiones más claras del partido, Casemiro, en minuto 76, disparo a bocajarro a la portería ilicitana, pero Werner pudo proteger su arco con gran maestría.

Con apenas un par de ocasiones más, la segunda parte finalizaba con un 0 a 0, que nos llevaba a la prórroga, pero que pronosticaba un frenetismo exagerado, pues ambos clubes se vieron obligados a sacar sus grandes armas, como Modric, Casemiro, Pere Milla o Verdú, para ganar el encuentro.

La prórroga inició y el partido se torno a favor del Real Madrid, que entró con fiereza al añadido, pero que, a pesar de tener ocasiones, la primera peligrosa fue del Elche, que Lunin atajó con fiereza tras un tiro libre.

Pocas ocasiones se sucedieron, hasta la expulsión a Marcelo, con una roja directa, por derribar al Tete Morente cuando se marchaba solo a enfrentarse en un 1 contra 1 contra Lunin. Esta acción técnica supuso su expulsión, pero también fue un alivio para los merengues, que ya se veían eliminados de Copa del Rey.

A pesar de esto, esta esperanza fue tan breve que podría considerarse fugaz, pues la mismo falta que Marcelo ejecutó y le costó la pena máxima, fue la que transformó Verdú en el gol que puso la victoria para los ilicitanos.

Este gol dejó tocado al Madrid, que se veía eliminado en octavos, mientras que aumentó la moral del Elche, que ya creía vencer en casa al actual líder en liga.

A pesar de esto, esta alegría sería igual de fugaz que el alivio que recibieron los de Ancelotti con la falta de Marcelo, pues, en el minuto 108, Isco consiguió tocar levemente el disparo de Ceballos, batiendo a Werner y colocando el empate en el marcador.

Este bajón anímico del Elche fue la alegría blanca, que se creció exponencialmente y dominó el resto del encuentro, consiguiendo, en el minuto 115, el gol esperado, del esperado Eden Hazard, que regateó a Werner tras un pase filtrado excepcional de Alaba, poniendo el superioridad en el marcador y dándole la victoria definitiva a los de Ancelotti, que pasaban a cuartos de final.

Además, un gol anulado al Elche en el 120 supuso el levantamiento del público en el estadio y en las redes sociales, que fue amonestado por el colegiado que señaló una falta de Verdú a Lucas Vázquez.

La última jugada del partido definió los errores finales del Elche, que desembocaron en la expulsión de Pere Milla en el 121, por segunda amarilla

 

Ficha técnica
Elche: Werner; Palacios, John (Verdú, 87′), Diego González, Mojica; Josan (Tete Morente, 65′), Raúl Guti, Gumbau, Fidel; Carrillo (Friaza, 95′), Lucas Pérez (Pere Milla, 79′).
Real Madrid: Lunin; Lucas, Nacho, Alaba, Marcelo; Camavinga (Casemiro, 71′), Valverde (Modric, 71′), Kroos (Hazard, 90′); Rodrygo (Ceballos, 90′), Vinicius (Mendy, 117′), Jovic (Isco, 79′).
Goles: Gonzalo Verdú (102′), Isco (107′), Hazard (114′)
Árbitro: Figueroa Vázquez, del Comité andaluz. Amonestó a Kroos (78′), Casemiro (86′), Pere Milla (86′), Alaba (93′),  Marcelo (102′ ROJA),Pere Milla (120+1 SEGUNDA AMARILLA)
Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey, en el estadio Martínez Valero.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies