«Una piedra en el camino»: El Nàstic se estanca ante un sólido Logroñés

Los de Iñaki Alonso no han conseguido iniciar eficazmente su nuevo ciclo a pesar de los intentos, que se vieron reducidos a la nada por un gran SD Logroñés

0

 Nàstic de Tarragona 0 0 SD Logroñés

Previa: Objetivo común y un nuevo inicio 

El ‘Nou Estadi’ recibía hoy un auténtico duelo entre dos huesos duros de roer en la media tabla. Dos conjuntos expuestos a la necesidad de cambio y a llegar a unos Play-Offs actualmente muy disputados.

Los locales, el Nàstic, recibían a su gente con la esperanza de ganarse su confianza de nuevo tras el último partido, en el cual se vieron superados por un cómodo UE Cornellà (1-0) y, tras ello, vieron como Raúl Agné dejaba el cargo de manera inmediata.

A pesar del duro momento local, que buscaba la primera victoria de la temporada, el nuevo «míster», Iñaki Alonso, trasladó muy buenas sensaciones en rueda de prensa y consiguió calmar las aguas antes de un encuentro muy exigente.

El SD Logroñés de Raúl Llona buscaría, de la misma manera, encarrilar otra buena racha y seguir subiendo escalones hasta su objetivo a pesar de la gran competencia que está generando este Grupo II.

Su empate (1-1) ante el Numancia dio de qué hablar y dejó las expectativas para el partido de hoy en el ‘Nou Estadi’.

Salir de la «media tabla»: el objetivo común. Además del reto añadido para Iñaki Alonso, que intentaría encarrilar al Nàstic hacia la gloria, si el Logroñés no le arruinaba la mañana.

Primera parte: Choque de propuestas

Dio inicio el encuentro con un Nàstic intentando adaptarse a su nuevo juego, y un Logroñés que por poco no aprovechó las primeras desconexiones.

Tras un peligroso córner, Pol Domingo generó la primera ocasión de peligro que Marc Fernández no cazó, pero que dejó claro qué tipo de juego planteó Alonso.

Aunque rápidamente el Logroñés encontró las claves de su rival. Los ‘blanquirojos’ se mostraron muy sólidos durante los primeros 20 minutos y prácticamente no dejaron avanzar al Gimnàstic, que no acabó de arrancar con su nuevo planteamiento.

Los pases, muy justos y muy cerca de la portería de Manu García, hacían sufrir a toda la grada jugada tras jugada, salvo por algunos momentos de inspiración de los ‘Grana’.

Apretó (y mucho) el SD Logroñés, que de pasito en pasito, se hacía hueco en el área del Nàstic. Principalmente por la banda derecha de Pablo Monroy, que cuajó diversos centros peligrosos y anuló a Joan Oriol.

A pesar del juego duro de los visitantes, el Nàstic consiguó infiltrarse entre su defensa y Marc Fernández tuvo la ocasión más clara del encuentro. El ’22’ se marchó del Pablo Monroy y enfiló un disparo que Jero paró de manera extraordinaria.

El partido se calentó con la presión de los ‘Granas’ y del público, y parecía que comenzaban a encontrarse destellos en las propuestas de Alonso.

Sin embargo, la primera mitad iba a terminar sin goles y con un juego muy dividido por parte de ambos equipos.

El Gimnàstic, aunque arrancó con una nueva propuesta en el campo, con un 1-4-5-1 y el tridente ofensivo rotando constantemente, no sorprendió al Logroñés en prácticamente ningún momento de la primera parte.

Marc Fernández, el más activo en el campo, fue el brillo entre las sombras y consiguió las únicas ocasiones claras.

Los de Raúl Llona, en cambio, generaron mucho peligro por las bandas a pesar del dominio en la posesión de los locales. Su contundencia defensiva se mostró durante los 45 minutos y opacó a un Nàstic con ganas, pero sin eficiencia arriba.

Segunda parte: Energías nuevas y densidad

Comenzó la segunda mitad y, al parecer, la arenga de Iñaki Alonso animó al Nàstic, que salió de los vestuarios con una actitud totalmente diferente, acertando los pases y llegando fácilmente al área de Jero.

Apenas pasaron 10 minutos, dentro de la misma área la tuvo Joan Oriol, que consiguió rematar un rechace y asustar al Logroñés tras rozar la escuadra izquierda.

El peligro local no paró y acorraló varias veces a los blanquirrojos, que vieron como desde la banda derecha Guillermo y Gorostidi, en algunas ocasiones, daban algunas advertencias.

Al Logroñés tampoco le acabó de sonreír la suerte, pues en la primera parte Diego Esteban salía lesionado de gravedad, y en la segunda Sarriegi se daba un fuerte golpe en la nariz, obligándole a salir substituido.

El partido parecía haberse roto cerca del minuto 70, con los dos equipos muy cansados sobre el campo y efectuando cambios con la intención de revolucionarse ofensivamente. Aunque también siguieron intentándolo desesperadamente, ambos con presiones altas y el juego centrado en las bandas.

Diversas internadas de Manny asustaron al Nàstic, que hoy protagonizó un partido muy denso del cual el nuevo entrenador debería sacar un profundo análisis si quería mejorar.

La intención de juego fue buena y el juego posesivo ofreció al Gimnàstic algo innovador y con potencial, pero la construcción defensiva del Sociedad Deportiva Logroñés hoy secó por completo al experimento local.

Los últimos minutos, con un Nàstic cansado y un Logroñés apretando, significaron peligro para los rivales, que tampoco acabaron de encontrar portería y reivindicaban densidad que había tenido el encuentro.

Conclusión: Estancamiento

El partido acababa 0-0 y con dos equipos estancados en la media tabla.

A pesar de los intentos y de proponer un planteamiento nuevo y con intenciones, los de Iñaki Alonso no consiguieron plasmarlo en el campo, aunque la efectividad en los momentos claros tampoco apareció.

El Logroñés se consolidó como una roca en el ‘Nou Estadi’, que vio como los de Raúl Llona no dejaron pasar prácticamente nada.

Ahora, los ‘Granas’ sí deben comenzar a tener la urgencia de salir de abajo y empezar a pensar en los ‘Play-Offs’, que el año pasado tocaron y, este año, parece que se le resisten.

El Logroñés, en cambio, acumula otro empate y también debe empezar a pensar a crecer si no quiere recibir las consecuencias.

El partido, denso, pero apasionante, nos ha dejado destellos por parte de ambos conjuntos, pero no ha sido suficiente para ver goles.

Ficha técnica
Gimnàstic de Tarragona: Manuel García; Pol Domingo, A. Quintanilla, Josema, Joan Oriol; Èric Montes Arce (Bonilla, min. 82), Aaron Rey (Andy, min. 82), Gorostidi (Robert, min. 76), Marc Fernández (Marc Álvarez, min. 76), Pedro Del Campo (Montalvo, min. 63); Guillermo Fernández.
SD Logroñés: Jero; Julen Monreal, Víctor Ruíz, Pablo Monroy, Jaime Paredes; I. Sarriegi (A. Córdoba, min. 60), Emilio, Diego Esteban (Alain Ribeiro, min. 31), Santi Samanes (Manny, min. 60), Castri (B. Martínez, min. 60); Iker Unzueta (Madrazo, min. 85).
Goles:
Árbitro: Sergiu C.  Muresán, del comité arbitral valenciano. Amonestó a Víctor Ruíz (Amarilla/min. 82) por parte del SD Logroñés; Y a A. Quintanilla (Amarilla/min. 90+4) por parte del Gimnàstic de Tarragona.
Incidencias: Partido
correspondiente a la vigésima jornada de Primera Federación (RFEF) disputado en el Nou Estadi Costa Daurada, Tarragona.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies