El 2019 del Castilla: quiero pero no puedo

Nuevo año de quiero y no puedo para el Castilla. Un año de Playoff sin éxito y de un inicio de curso muy irregular

0

Vivimos las últimas horas de un 2019 que para el Real Madrid Castilla ha sido un año de éxito por alcanzar un Playoff que, sin embargo, acabó a las primeras de cambio, un año de la llegada de la leyenda Raúl González al banquillo, y un año de un inicio de curso muy irregular que mantiene al equipo lejos de la zona noble.

Una lucha con premio final

El 2018 finalizó marcando el camino a seguir. El conjunto blanco finalizaba el año en tercera posición a solo 1 punto del líder. Sin embargos, 2019 y el último partido de la primera vuelta no fue bien. El Pontevedra goleó al Castilla en Pasarón sacándolo de la zona noble d ela tabla.Una zona noble de la que iriía entrando y saliendo durante toda la segunda vuelta hasta concretarlo en el últlimo suspiro.

El Playoff quedó amarrado con la victoria ante el Rápido en la penúltima jornada. Con la cuarta plaza asegurada los blancos encaraban una última jornada en la que definir su puesto final con lo que eso suponía para los cruces de Playoff. El filial merengue sería 2º si ganaba, Atlético ‘B’ perdía y Ponferradina no ganaba. Sería 3º si ganaba, Atlético ‘B’ puntuaba y Ponferradina no ganaba. Y sería 4º si ganaba, Atlético ‘B’ puntuaba y Ponferradina ganaba -> Si empataba o perdía. Finalmente,los blancos perdieron por la mínima ante el Pontevedra quedando en cuarta posición lo que les mediría a un segundo en Playoff.

El equipo que tocó fue el poderoso Cartagena. El primer partido en el Di Stefano parecía abrir la segunda fase a los blancos tras vencer 3-1 a los blanquinegros. Sin embargo, la esperanca de los cartageneros en la remontada pudo más en el partido de vuelta en el que consiguieron imponerse 2-0 dejando fuera del sueño del ascenso al filial madridista que sería de bronce un año más.

La llegada de Raúl

Los veranos en fútbol siempre son momento de cambios y reestructuraciones y no fue de otra forma en un Real Madrid Castilla que daba la bienvenida al banquillo a una leyenda, Raúl González Blanco. El ex jugador madridista cogía las riendas de un equipo que sufriría cambios en su plantilla quedando un grupo muy joven.

En el capítulo de salidas, Luca Zidane, Moha, Javi Sáncehz, Sotillos, Álex Martín, Gorka Zabarte, Carlos Cobo, Del Campo, Tejero,Dani Fernández, Gorka Fidalgo, Aleix Febas, Jaume Grau, Jaime Seoane, Joaquín Rodríguez Augusto Galván, Margallo, Luismi Quezada, Lin, De Frutos, Cristo o Dani Gómez, entre otros.

En el capítulo de llegadas, la mayoría fueron subidas desde el juvenil como Altube, Chust, Gila, Antonio Blanco, Gelabert, Baeza, Jordi Martín, Park, Latasa o Pedro Ruiz, entre otros. Además de las incorporaciones de Javi Hernández, Guillem Rodríguez o Álvaro Bravo.

La irregularidad como constante

Cuatro derrotas en los últimos ocho partidos hacen al Castilla necesitar encauzar el rumbo si no quieren acabar la primera vuelta más cerca del descenso que del Playoff, su objetivo a comienzo de curso. Más de un mes llevaba el Real Madrid Castilla de Raúl sin vencer cuando como local se impuso al Vetusta . Su última victoria databa del 12 de octubre en su feudo ante el Pontevedra por 2-1. Desde entonces, dos empates, uno en O Vao y otro ante el líder en el Estadio Balear, y cuatro derrotas ante Atleti B, Racing de Ferrol, Sporting ‘B’Ibiza. Unos resultados que hicieron al equipo de rozar el Playoff a estar a dos puntos del descenso. En la dos últimas jornadas un empate ante el Inter y la victoria ante el Getafe B, han dado un poco de aire al equipo que no pudo disputar la última jornada del año ante el Celta B debido al mal tiempo en tierras viguesas. Un partido que se celebrará el 8 de enero a las 15:45 horas. Momento en el que equipo finalizará la primera vuelta tras disputar unos días antes la jornada 19 ante el Melilla en el Di Stefano.

Actualmente el conjunto blanco es dúodécimo con 22 puntos, 2 por encima del Playout y a 8 de la zona de Playoff, eso sí, como decíamos, con un partido menos. Cambiar esa dinámica y conseguir una regularidad en sus resultados es el objetivo primordial para el arranque del 2020.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies