La Carrera Astur | Pks.39 y 40: El Oviedo acaricia la salvación; el Sporting no llega a tiempo

Los azules enlazan dos importantes triunfos ante Las Palmas y Zaragoza y alcanzan la mágica cifra de cincuenta puntos que, pese a todo, parecen no ser suficientes para alcanzar la permanencia. El cuadro rojiblanco, por su parte, quemó su última traca en Albacete y aunque al ganar al Málaga conserva opciones de alcanzar el play-off son muy remotas

0

Semana muy propicia para Oviedo y Sporting. Cuatro partidos y ninguna derrota. Asturias sonríe con sus dos equipos profesionales en esto del fútbol. El conjunto de Ziganda logró dos triunfos vitales de cara a la permanencia. Los cincuenta puntos ya son una realidad, pero todo hace indicar que tocará hacer algo más, nadie sabe si un punto, dos o un triunfo, pero el caso es que parece que la salvación estará en más de cincuenta.

Los azules doblegaron a Las Palmas y Zaragoza en dos encuentros muy serios y donde el equipo mostró las mejores versiones de la temporada. El cuadro de Djukic, por su parte logró una solvente victoria frente al Málaga que le vuelve a dejar con opciones matemáticas, aunque escasas de poder pelear aún por el play-off. Esa sexta plaza, que marca el Elche la tiene ahora a cuatro puntos con seis por jugarse

Una victoria solvente, pero tarde

  • En Albacete se consumieron muchas opciones: El Sporting perdonó en Albacete y lo pagó. Tras un mal inicio tuvo media hora para sentenciar el encuentro y acercarse de verdad al play-off. Se dejó casi empatar por sus propios errores y eso propició que el cuadro de Djukic quemarse probablemente su última traca en el Carlos Belmonte. La falta de ambición frente a Albacete, lo mismo que frente al Girona días antes condenó a un equipo con un solo planteamiento, que suele funcionar, pero que es inmovilista y no cambia cuando se tuerce.
  • Frente al Málaga bastó el primer tiempo: Aun así, las matemáticas podían permitir engancharse si se ganaba al Málaga. El equipo se aplicó y lo hizo con solvencia. Controló el partido casi a voluntad durante los casi 100 minutos de encuentro, pues el gol malacitano fue puramente anecdótico. Guiados por unos Nacho Méndez y Álvaro Vázquez sensacionales y con una respuesta coral muy buena, siguen con opciones, pero remotas.
  • El tándem Javi Fuego – Pedro Díaz: Una de las mejores sensaciones de este extraño final liguero lo están dando la pareja Javi Fuego Pedro Díaz cuando juegan juntos. Por motivos de rotaciones e incluso lesiones no siempre comparten formación, pero cuando lo hacen el Sporting funciona como un engranaje bien engrasado. Además Nacho Méndez como mediapunta se entiende mejor con ellos que un Manu García al que se le sigue esperando cosas más diferenciales, si bien en Albacete despachó su mejor encuentro en muchas semanas.
  • Engancharse a unas opciones muy remotas: El problema es que la victoria del Málaga sirve de poco debido a que el play-off sigue a dos partidos y eso es precisamente lo que queda. Al cuadro rojiblanco solo le valen dos victorias en lo que queda y esperar que los astros se le alineen a su favor para poder alcanzar esa sexta plaza. No obstante, incluso alcanzándola, este equipo muestra una sensación tan irregular que tampoco provoca que la gente confíe en un posible ascenso que, salvo milagro, no llegará.

El Oviedo ve la luz

  • Los dos mejores de la temporada. Los encuentros ante Las Palmas y Zaragoza han permitido ver la mejor versión del equipo en lo que va de temporada. Frente a los canarios, el Oviedo cerró cincuenta minutos sensacionales, pero quizás pecó al dar un pasito atrás que permitió a los de Mel meterse en el encuentro. En La Romareda, los azules fueron infinitamente mejores a su rival. Los dos goles encajados en el descuento no tapan una actuación soberbia del equipo, que en apenas una semana ha pasado de verse en el alambre a dar un salto clave en la lucha por la permanencia.
  • Importante lo de fuera. Los extremos del Real Oviedo han mostrado su mejor nivel a lo largo de estos dos partidos. Entre Bárcenas y Sangalli hicieron tres de los seis goles del equipo; además dejaron dos actuaciones muy por encima de lo que veníamos viendo tras la reanudación. Sangalli con Nieto es otro. Ambos se complementan a la perfección, y el atacante parece haber vuelto al nivel de los primeros meses de campeonato. Bárcenas parece haberse resarcido de su expulsión en Soria. Solidario en defensa y muy participativo en ataque. El panameño ya suma ocho goles.
  • El factor Ziganda. El director de todo. Desde su llegada, el Oviedo es líder de Segunda División (si contamos los encuentros disputados desde que el navarro se sentó en el banquillo azul). Al Cuco le avalan unos números sensacionales. Ha recuperado para la causa a futbolistas clave y, por el momento, tiene al equipo en una posición privilegiada de cara a la salvación. En La Romareda, Ziganda dio un auténtico recital táctico para anular a los maños y permitir a los azules sumar un triunfo clave.
  • Aún hay que cerrar la permanencia. Pocos podían imaginar hace apenas unas semanas que el Oviedo podría tener la posibilidad de ir a la última jornada con la salvación en el bolsillo. Y hay opciones de que esta hipótesis se haga realidad si los azules logran imponerse al Racing el próximo viernes en el Tartiere. Un triunfo que permitiría afrontar la visita al Martínez Valero con la tranquilidad de la salvación. Pese a ello, los de Ziganda no se fían de un rival que, pese a estar descendido, ya ha asustado al Huesca, que lucha por el ascenso directo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies