La cuadratura del círculo

Guillamón es un canterano con un margen de mejora alto y una polivalencia táctica que le ayudarán a tener muchos minutos. Diakhaby lo tendrá más difícil si no hay problemas de sanciones o lesiones en la pareja Paulista-Alderete.

0

No es oro todo lo que reluce

Entendemos por cuadratura del círculo conseguir algo imposible de alcanzar. En artículos anteriores analizamos las maneras de proceder de este nuevo Valencia de la mano de José “Nuestro Pastor”Bordalás pero no todo son vinos y rosas a orillas del Turia. El equipo, pese a no jugar más que dos competiciones, está cogido con pinzas en algunas de sus posiciones y sobre todo en dos que afectan a su columna vertebral. No son otras que las de mediocentro posicional y la de central.

Arambarri el deseado

En lo relativo al centro del campo se habló de Arambarri y Lerma pero ninguno de los dos acabó por aterrizar en Manises. De momento, el técnico alicantino está tirando de Hugo Guillamón para esa posición. Cuando este ha sido baja, Racic ha ocupado su posición. La variante Soler-Wass en el centro del campo funcionó con solvencia en el partido ante el Getafe debido a la prematura expulsión del canterano en el primer minuto de juego. Está por ver la aportación de Yunus Musah y si está es en los pasillos interiores o se le busca aprovechamiento por fuera para su velocidad y desborde. El staff quiere verlo por dentro y comprobar si su buen hacer con la selección estadounidense se confirma en su club.

Con el uruguayo el conjunto de la Avda Suecia buscaba la contundencia que Guillamón no ofrece y la salida de balón que Racic no asegura. Al nacido en San Sebastián se le vio pasado de revoluciones en su ya citada expulsión. Ha captado e interiorizado el mensaje de su líder espiritual pero lo ha llevado a un extremo excesivo. Hay que encontrar el término medio. El balcánico parece no acabar de convencer a Bordalás, que lo relegó de nuevo a la banqueta en el tercer partido de liga. Veremos si en el mercado invernal el Valencia ha de tirar mano de refuerzos o la “Bordaleta”, como ya se conoce a los guerreros ches, va viento en popa.

Djene o la cuadratura del círculo

En el centro de la defensa, Diakhaby ha sido la alternativa más utilizada. El joven zaguero galo ha estado en la rampa de salida durante toda la pretemporada pero no ha encontrado acomodo en ninguno de los equipos que lo pretendieron. La llegada de Djene era la pretendida por el actual entrenador blanquinegro. Diakhaby, en mayor medida que Omar Alderete, tiene problemas en defender grandes superficies de terreno, en mantener la presión en un bloque alto dado que no es un central rápido ni con buen desplazamiento lateral. En el pasado

Con el togolés buscaba un central mucho más rápido y que no sufra tanto en espacios grandes. Su capacidad de girar y de defender hacia su portería es mucho mayor que la del paraguayo y la del ya citado Diakhaby. Quizá no tenga la presencia física de los otros dos pero lo suple sobradamente con una intensidad por encima de la media y con una solidez y regularidad altas también. A parte de todo esto, es hombre de la confianza total de José Bordalás, factor más que definitivo en el interés del club de Artes Gráficas.

@VicentSarrion

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies